España

Entregan gratis tabletas y tarjetas SIM para poder estudiar «online»

Entregan gratis tabletas y tarjetas SIM para poder estudiar «online»

Los alumnos de 2º de Bachillerato y 4º de la ESOserán los primeros beneficiarios

Hace ya casi un mes que los centros escolares cerraron sus puertas debido a la orden de confinamiento para tratar de frenar el contagio por coronavirus. Desde entonces, las clases se continúan «online», para que los estudiantes no pierdan el hilo del curso escolar. El problema viene cuando no se dispone de material adecuado, una situación que afecta a un porcentaje de estudiantes. Tratando de echar una mano ante estas situaciones, la Consejería de Educación va a repartir tabletas y tarjetas SIM con acceso a internet de forma gratuita para los alumnos de familias más desfavorecidas.

Concretamente, se prevé que en los próximos días se faciliten 1.000 tabletas y 2.000 tarjetas SIM con conexión a internet. De este modo, explican en la Consejería de Educación, que dirige Enrique Ossorio, estos escolares «podrán continuar con las actividades lectivas mientras estén suspendidas las clases». Esta medida se lleva a cabo con el Ministerio de Educación y la empresa Telefónica, que ha donado las mil tabletas. La idea es que este tipo de dispositivos se entreguen en primer lugar a los alumnos de los cursos más altos:los de los últimos años del Bachillerato, que tienen que enfrentarse en unos meses a la dura prueba de acceso a la universidad, la EVAU. En esta tesitura, Educación tiene registrados a unos 300 alumnos.

A continuación, serán los alumnos de Secundaria quienes los recibirán. En este caso, son unos 500 chavales los beneficiados, siempre según datos de la consejería. El Gobierno regional les proporcionará a ambos grupos, sin coste alguno, estos elementos, para «que puedan continuar con mejores garantías las actividades educativas a distancia mientras estén suspendidas las clases por el Covid-19».

La Consejería de Educación y Juventud comienza de inmediato con este reparto de material informático entre los beneficiarios de esta iniciativa. Los primeros serán los de segundo de Bachillerato; después, los de cuarto curso de la ESO. Estos alumnos se priorizan porque necesitan terminar con éxito el curso para poder continuar sus estudios, tanto hacia Bachillerato como hacia Formación Profesional.

Una vez se hayan cubierto estas dos etapas, el resto del material disponible se irá cediendo de forma progresivas a estudiantes de otras etapas. «La igualdad de oportunidades en materia de Educación es una de las principales prioridades del Ejecutivo regional», argumentan en Educación como razones de esta actuación.

En cuanto al mecanismo de reparto, explican que las tabletas se enviarán directamente a los colegios y los institutos, y serán estos quienes se ocupen de entregarlas. Los alumnos deberán firmar un documento de recepción y uso responsable del material recibido. Una vez que finalice este periodo, los dispositivos volverán a los centros y se destinarán a la docencia.

Vulnerabilidad y brecha

A la hora de seleccionar qué alumnos van a recibir estas tabletas, la Comunidad ha tenido en cuenta de forma prioritaria a los alumnos del programa de Educación Compensatoria, que son los que tienen un desfase curricular de más de dos años por razones socioeconómicas y culturales. Se ha consultado a los directores de los centros y se ha tenido en cuenta quiénes viven situaciones de vulnerabilidad económica y cuáles sufren una mayor brecha digital en sus hogares. También se van a repartir los dispositivos existentes en los centros entre estos alumnos.

El Ministerio de Educación cede cerca de 2.000 tarjetas SIM, con 40 gigas, para que, conectadas a teléfonos móviles, tabletas o portátiles, puedan funcionar a modo de «routers» y proporcionar acceso a internet. Éstas se enviarán tanto a los usuarios de las tabletas cedidas por Telefónica, como a quienes obtengan los dispositivos de los centros educativos, siempre que no tengan otra manera de conectarse a internet.