España

El rechazo de Ciudadanos a la ponencia de Presupuestos allana el camino hacia el «no»

El rechazo de Ciudadanos a la ponencia de Presupuestos allana el camino hacia el «no»

El partido insiste en que continúa en la negociación y ve margen para arrancar concesiones en el pleno de la semana que viene, aunque las alianzas con ERC y Bildu lo alejan de la ecuación

Ciudadanos (Cs) ha dicho no en la votación final de la ponencia sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de Pedro Sánchez. Así lo había adelantado Edmundo Bal, portavoz adjunto del grupo en el Congreso, en su intervención en la Comisión de Presupuestos, que ha concluido hoy después de tres días de negociaciones.

Bal ha querido destacar el trabajo «muy intenso» realizado estos días y ha puesto en valor que la negociación de su grupo ha logrado moderar los postulados económicos del Ejecutivo. De hecho ha recordado cómo su grupo logró que «el Gobierno se alejara de postulados surrealistas en el acuerdo con Unidas Podemos».

No obstante, durante estos días Cs apenas ha conseguido pactar con el PSOE una enmienda transaccional para implantar en España la tarjeta sanitaria única. De momento, sus dos grandes peticiones económicas -ayudas a fondo perdido para pymes y autónomos y baja laboral para los progenitores con hijos en cuarentena por Covid- no prosperan.

Los liberales ya han ido votando en contra de todas las secciones durante la ponencia, aunque fuentes de la dirección de Cs no dan por zanjada la negociación y ven margen para pactar algunas de las enmiendas que seguirán vivas y aprobarlas definitivamente en el pleno de la semana que viene, en el que previsiblemente el Congreso dará luz verde a los PGE y los enviará al Senado con el voto favorable de ERC y de EH Bildu, entre otros.

Sigue sin romper

Cs evita dar carpetazo a su posible participación en los Presupuestos, pero lo cierto es que las votaciones de estos días y las alianzas del Gobierno con el independentismo inclinan la balanza claramente hacia el «no». Fuentes de la máxima confianza de Inés Arrimadas insisten en que no coincidirán en la «foto final» con republicanos ni «abertzales» y nada parece indicar que el Ejecutivo romperá en la próxima semana sus acuerdos con ambos.

Además, la líder de Cs puso cuatro condiciones «sine qua non» para respaldar las cuentas y el Gobierno de coalición no parece por la labor de aceptar ninguna. Aparte de las dos económicas ya mencionadas, Arrimadas exige una rectificación en la «ley Celaá» para recoger en el texto el carácter vehicular del castellano en la enseñanza, así como el compromiso por escrito de que no habrá referendos de secesión en España. Condiciones «mínimas y básicas», subrayan en el Comité Permanente de Cs.

«En cuanto al informe de la ponencia final mi grupo votará que no a estos Presupuestos», ha aseverado Bal esta mañana en la Comisión de Presupuestos. Fuentes del Congreso matizan que no había en el día de hoy una votación conjunta del dictamen, pero sí una votación final que incluye las secciones y organismos autónomos y otros públicos. Cs se ha posicionado en contra, pero se ha aprobado con diecinueve votos a favor, once en contra y una abstención.

«Lamento la cerrazón del rodillo del Gobierno en relación a las enmiendas presentadas por Cs», ha expresado Bal, quien ha manifestado que sí se han aceptado enmiendas similares de otros grupos. Algo que indica las preferencias del Ejecutivo a la hora de pactar. «Nosotros no somos así. Hemos apoyado enmiendas de partidos en nuestras antípodas ideológicas como ERC porque estamos aquí para hacer política útil y conseguir cosas buenas para los españoles», ha agregado el portavoz adjunto de Cs.

Ver los comentarios