España

El PSOE esgrime los ERE para votar por primera vez en contra de las medidas económicas por el Covid-19

El PSOE esgrime los ERE para votar por primera vez en contra de las medidas económicas por el Covid-19

El PSOE andaluz ha dado un giro de 180 grados en su estrategia política y ha roto, por primera vez, el frente común con el Gobierno del PP y Ciudadanos contra la crisis del coronavirus. Y lo ha hecho sacando del armario -sin nombralo expresamente- el caso de los ERE fraudulentos por el que fueron juzgados, y condenados, decenas de altos cargos socialistas incluidos los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

La convalidación del último decreto aprobado por el Consejo de Gobierno para arbitrar ayudas económicas a empresas afectadas por la crisis del Covid-19 ha sido el detonante de la ruptura de un consenso que, más allá de alguna que otra crítica, se había mantenido entre las principales fuerzas políticas y, más aún, entre los grupos con representación en el Parlamento andaluz.

Los socialistas, por primera vez desde que estalló se declaró la pandemia, han votado en contra de las medidas diseñadas por el ejecutivo de Juanma Moreno para paliar las consecuencias económicas del brote de coronavirus. En concreto, del decreto ley 11/2020, por el que se establecen medidas urgentes, extraordinarias y complementarias de apoyo financiero al sector económico.

La líder del PSOE-A, Susana Díaz, ha evitado el enfrentamiento y no ha querido romper su perfil conciliador, dejando a su portavoz adjunto, Manuel Jiménez Barrios, el protagonismo en el choque hasta ahora más importante entre el Gobierno autonómico y el principal partido de la oposición.

Jiménez Barrios ha asumido el rol más crítico y duro y ha acusado a PP y Ciudadanos de arbitrar un mecanismo para el reparto de ayudas económicas a las empresas opaco, sin control y gestionado por entes instrumentales, recordando Jiménez Barrios que eso mismo es lo que durante años los populares echaron en cara a los últimos gobiernos del PSOE a cuenta del escándalo de los ERE.

El portavoz adjunto socialista ha defendido el rechazo a la convalidación del decreto -que ha salido adelante con los votos del PP, Ciudadanos y Vox- "en su opacidad y falta de transparencia, ya que no tiene, o no enseñan, el informe de la Intervención General de la Junta, ni del Gabinete Jurídico, ni el de la Dirección General de Presupuesto".

A todo lo anterior hay que sumar, ha señalado Jiménez Barrios, que se haya convertido un fondo reembolsable en ayudas directas sin concurrencia competitiva, algo que ha calificado de "extraño".

Quien fuera vicepresidente de la Junta en el último ejecutivo de Susana Díaz ha recordado a PP y Ciudadanos los ataques que sufrieron, precisamente, por la gestión de los fondos por parte de entes instrumentales, lo mismo que plantea el decreto según el PSOE.

Jiménez Barrios ha ido más allá y ha señalado al viceconsejero de Interior, Antonio Sanz, al que ha acusado de estar detrás y ha mencionado hasta a Javier Arenas, ex presidente del PP andaluz. "Si Arenas estuviera sentado en el pleno, se le saldrían los ojos mirando a Moreno Bonilla", ha manifestado el portavoz adjunto del PSOE-A.

Susana Díaz, aunque no ha entrado en el cuerpo a cuerpo y ha vuelto a apostar públicamente por el consenso y la unidad, sí ha dejado este miércoles entrever un cambio en la actitud que venía manteniendo. De hecho, a su perfil conciliador, con llamadas a la colaboración y ofrecimiento de ayuda al Gobierno autonómico, ha añadido críticas más duras a Moreno Bonilla y a su equipo.

La líder socialista no ha entrado en su intervención en el decreto contra el que había votado minutos antes, se ha centrado en cuestiones concretas, como la reapertura de las playas y de los colegios, pero subiendo algunos peldaños en la crítica.

El presidente andaluz, de su lado, ha contraatacado y ha cuestionado el papel de Susana Díaz en los últimos días, llegando a acusar a la dirigente socialista de lanzar "bulos" en contra de su gestión, como que hay 8.000 sanitarios contagios por el coronavirus en Andalucía, al tiempo que ha defendido que si los datos de la pandemia son mejores en la comunidad no tiene que ver esto con que el virus sea "más débil" sino con las medidas que ha adoptado su ejecutivo.