España

El precio del chascarrillo

El precio del chascarrillo

Nos recuerda un viejo y sabio refrán que los hombres son dueños de sus silencios y esclavos de sus palabras. Convendría por ello tomar mejor conciencia de la gravedad que tiene el acto de permitir que la lengua, recogiendo la vibración de las cuerdas vocales, articule de manera audible los pensamientos. Quizá esa conciencia aconseje el más absoluto de los mutismos. No decir nada, no expresar juicio ni aserto alguno salvo por escrito y sólo después de haber leído y releído una y mil veces el text