España

El PP pide que la Fiscalía llame a declarar a Irene Montero por sus declaraciones sobre el 8-M

El PP pide que la Fiscalía llame a declarar a Irene Montero por sus declaraciones sobre el 8-M

El PP cree que las palabras que pronunció Irene Montero en privado el 9 de marzo sobre la afección del coronavirus en la manifestación del 8-M son clarividentes. "Ahora ya hemos constatado que el Gobierno sabía que había un riesgo" de contagio en las movilizaciones, "y por motivos políticos no actuó" ha asegurado Ana Pastor, portavoz del PP en la Comisión de la Reconstrucción. "La fiscalía tendrá que llamarla para que sea testigo en las causas que se estén instruyendo y clarificar lo que sabía el Gobierno", ha añadido.

La ministra de Igualdad admitió en privado que la bajada en la participación de la manifestación feminista celebrada el día anterior en Madrid se debió "al coronavirus". "No lo voy a decir porque no lo voy a decir, quiero ser muy prudente, creo que la comunicación que se estaba haciendo como Gobierno es buena, muy basada en los datos médicos. Como siempre priorizar la salud pública, no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico un poco generalizado que ya hay", dijo el lunes siguiente a las movilizaciones, justo antes de comenzar una entrevista que concedió a ETB y que ha publicado ABC. Las cámaras grabaron esa confidencia "off the record", que se ha conocido ahora.

Para el PP, "Montero dice claramente lo que hay". La vicesecretaria general de Política Social del PP, Cuca Gamarra, cree que estas declaraciones prueban que el Ejecutivo sabía del riesgo del 8-M, pero "no se evitó", y eso que eran conscientes de las limitaciones. "Esperamos que Fiscalía la llame a declarar. Su testimonio es muy relevante para conocer lo que el Gobierno sabía. Montero tiene que dar explicaciones en sede parlamentaria y judicial", ha incidido en rueda de prensa. "Esas declaraciones son una confesión de un miembro del Ejecutivo en las que quedan claro que el Gobierno era consciente de la situación y, por motivos ideológicos, permitió que se celebraran esas manifestaciones y otro tipo de actos", ha subrayado. "Motivos para que dimita tiene... podríamos no parar", ha acotado Gamarra.

Por otro lado, Pastor ha comentado la noticia que ha adelantado EL MUNDO sobre las declaraciones del consejero de Sanidad de Madrid al ministro del ramo, Salvador Illa, y al director del Centro de Emergencias, Fernando Simón. "He leído con mucha atención las afirmaciones del consejero. A pesar de esas conversaciones y algunas otras, no se hizo caso. Refugiarse en los técnicos es una cosa bastante fea", ha criticado Pastor, quien no ha querido decir si Simón debe dimitir: "A quien hay que dirigir la responsabilidad es a Illa". Pero Gamarra ha anticipado que "las alabanzas" a Simón "suelen ser la antesala de su cese o de su dimisión".

Apoyo a Álvarez de Toledo

Ambas dirigentes han apoyado a Cayetana Álvarez de Toledo, tras su polémica con Pablo Iglesias. "Cayetana es una fantástica portavoz", ha dicho Gamarra. "Álvarez de Toledo hizo uso de un hecho constatado y estamos todos con nuestra portavoz; cuenta con el apoyo de todos sus compañeros", ha añadido Pastor.