España

El PNV dice «sí» a la prórroga del Estado de Alarma a cambio de dar el control de la desescalada a las autonomías

El PNV dice «sí» a la prórroga del Estado de Alarma a cambio de dar el control de la desescalada a las autonomías

Los nacionalistas han anunciado a última hora de este sábado su acuerdo con el Gobierno central

El PNV votará a favor de la sexta prórroga del Estado de Alarma. La «última», avisan los nacionalistas vascos, que de nuevo no se van con las manos vacías de su negociación con el Ejecutivo de Pedro Sánchez. A cambio de su apoyo en la votación del próximo miércoles en el Congreso, el partido que preside Andoni Ortuzar ha obtenido del Gobierno la promesa de que el lendakari, Iñigo Urkullu; así como el resto de presidentes autonómicos, tomarán el control de la desescalada conforme accedan a la tercera fase.

El Partido Nacionalista vuelve a sacar provecho de sus seis diputados en la Cámara Baja con un acuerdo que ha sido anunciado a última hora de hoy y que otorgará a los presidentes autonómicos la potestad de adoptar, suprimir, modular o ejecutar las medidas correspondientes en la fase 3 de la desescalada. Era esta una de las principales reivindicaciones del PNV y del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, que desde el inicio de la pandemia del coronavirus se mostraron reacios a que decisiones importantes en la gestión de la crisis se tomaran desde la administración central.

«Serán las Comunidades Autónomas las que puedan proponer al Ministerio de Sanidad, con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase 3 en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su Comunidad y, por tanto, su entrada en la nueva normalidad», se establece en el acuerdo que han ultimado en las últimas horas el propio Andoni Ortuzar y el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, con la vicepresidenta del Ejecutivo central, Carmen Calvo. En las conversaciones ha participado también el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka.

El poder de los presidentes autonómicos en la futura fase 3 de la desescalada será absoluto salvo en lo referido a la movilidad de los ciudadanos, de forma que las medidas que se adopten en este ámbito seguirán siendo responsabilidad del Gobierno central. Eso sí, los nacionalistas «ganan» a cambio que en el País Vasco la unidad territorial sea la Comunidad Autónoma en su conjunto, no los territorios históricos de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, lo que hace aventurar que próximamente los vecinos de este territorio podrán desplazarse entre provincias.

El acuerdo con el PNV y la abstención de los independentistas catalanes supone un seguro para Pedro Sánchez de cara a la futura votación de este miércoles. Eso sí, los nacionalistas vascos han vuelto a avisar de que esta debe ser la «última prórroga», e insisten en la necesidad de que las autonomías vuelvan a tener el 100% de sus competencias.

El PNV da también por superadas las rencillas que surgieron con el Gobierno a raíz del «affaire» de Pedro Sánchez con EH Bildu, con el que acordó la derogación de la ley electoral. Los nacionalistas, que refuerzan de esta forma su posición como socio preferente del Ejecutivo central, ya sacó rédito de esta situación esta misma semana, cuando anunció que el Ingreso Mínimo Vital será gestionado por los gobiernos autonómicos en los casos de País Vasco y Navarra. Todo un «trofeo» conquistado a falta de apenas mes y medio para las elecciones vascas.