España

El negocio de la 'trama Gürtel' con la visita del Papa a Valencia se salda con una condena total de 80 años de prisión

El negocio de la 'trama Gürtel' con la visita del Papa a Valencia se salda con una condena total de 80 años de prisión

La Audiencia Nacional ha condenado a penas de hasta 15 años de cárcel a 19 de los 23 acusados por la adjudicación ilegal a la trama de Francisco Correa -conocida como 'trama Gürtel'- del contrato de suministro de pantallas, sonido y megafonía para la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. El sobrecoste que la operación tuvo para las arcas públicas fue de 3,2 millones de euros.

Las penas más altas recaen en el propio líder de la trama (13 años y siete meses de prisión), su mano derecha Pablo Crespo (15 años y cinco meses), Álvaro Pérez (seis años y nueve meses), el ex director de Radio Televisión Valenciana (RTVV) Pedro García Gimeno (seis años y nueve meses ), y el vicepresidente de la empresa interpuesta de Correa, Teconsa, José Luis Martínez Parra (11 años y siete meses). Las penas totales de todos los condenados alcanzan los 80 años de prisión.

En el fallo de la sentencia no aparece ya el ex presidente de las Cortes valencianas Juan Cotino, que falleció de coronavirus después de que el juicio se suspendiera por la pandemia. La acusación popular reclamaba que, pese a todo, se dictara condena contra él, pero el tribunal lo ha rechazado.

La sentencia, ponencia de la magistrada María Fernanda García Pérez, rebaja las penas al aplicar la atenuante de dilaciones indebidas muy cualificada, al haber transcurrido 14 años desde la fecha de los hechos. En muchos casos, también la de reparación del daño y la de confesión, solicitadas por Anticorrupción (11 acusados reconocieron los hechos).

El tribunal considera probado que hubo "una adjudicación directa" por parte del director general de la RTVV a favor de la empresa interpuesta por el grupo Correa "con clara finalidad de enriquecimiento ilícito por el sobrecoste del importe pagado (3.205.375,11 euros)".

Antes del expediente

El contrato se firmó por un precio excesivo y antes siquiera de la elaboración formal del expediente administrativo. En ello colaboraron empleados públicos de RTVV. Con posterioridad, lo cobrado de la RTVV por Teconsa "se canalizó hacia los distintos beneficiarios a través de un entramado de facturas ficticias e irregulares abonadas por Teconsa", pagos que la empresa se dedujo de los impuestos de Sociedades e IVA.

Los magistrados consideran que hubo un concierto entre Correa, Crespo, Pérez Alonso y García Gimeno para que la contratación se realizara por la RTVV a favor de la empresa interpuesta, para lo cual consiguieron que la fundación, que era la organizadora del V Encuentro Mundial de la Familia, firmara un Convenio de colaboración con RTVV. En él cedían la señal institucional a la cadena pública, al tiempo que le cargaban el coste de la contratación de las pantallas, sonido y megafonía.

Según la Audiencia, el convenio fue el mecanismo jurídico utilizado para que la RTVV se hiciera cargo de un coste "que no le correspondía porque para la retransmisión del evento no eran necesarias las pantallas", dado que éstas iban destinadas a que los peregrinos y visitantes pudieran ver al Papa en su recorrido por Valencia.

Coste "muy superior"

El director de RTVV se encargó de que el contrato se adjudicara a Teconsa por 6.460.000 euros (7.493.600 euros con IVA), un precio "muy superior al coste de los trabajos necesarios para el desarrollo del evento". La sociedad subarrendó los trabajos por 3.254.624 euros, por lo que la diferencia (3.205.375 euros) "constituye el sobrecoste o beneficio ilegalmente obtenido en perjuicio del erario público, que fue después repartido entre los acusados con influencia decisiva en el proceso de adjudicación".

Para la Sala, los hechos juzgados encajan en los delitos de cohecho, prevaricación, delito de fraude a la Administración Pública, malversación, delito de falsedad en documento oficial, blanqueo de capitales, delito continuado de falsedad en documento mercantil y delitos contra la Hacienda Pública.

En cuanto a los pronunciamientos civiles, la sentencia condena a la Fundación V Encuentro Mundial de la Familia como partícipe a título lucrativo, aunque declara extinguida la obligación de pago por encontrarse extinguidos tanto este ente como RTVV y haber asumido sus obligaciones y deudas la Generalitat valenciana.