España

El juez que aprecia terrorismo en el ala radical de los CDR estudia investigar los disturbios

El juez que aprecia terrorismo en el ala radical de los CDR estudia investigar los disturbios

Un fiel a Puigdemont hizo listas políticas con el nivel patriótico de los jefes de Mossos

El juez que investiga a la célula de los CDR acusada de terrorismo se plantea investigar también los disturbios que asolaron Cataluña en la semana posterior a la sentencia del «procés». Según informaron fuentes jurídicas, el magistrado Manuel García-Castellón estudia pedir la competencia sobre las causas que indagan en tales sucesos, repartidas por diversos juzgados de Cataluña, e incorporarlas a las piezas abiertas en su juzgado, el central número 6 de la Audiencia Nacional.

Para dar el paso y solicitar la competencia, el juez estudia si los hechos investigados en tales juzgados encajan en el delito de terrorismo, cuya competencia le corresponde a la Audiencia Nacional. García-Castellón, el magistrado que envió a prisión a siete CDR, indaga en las actividades del ala más radical del secesionismo.

El magistrado investiga por terrorismo al llamado Equipo de Respuesta Táctica (ERT), una escisión de los CDR que apostó por la violencia para defender la creación de la república catalana. Entre sus planes estaba tomar el Parlamento catalán durante una semana, según ellos con la colaboración del propio Quim Torra. El paraguas de sus causas también incluye a Tsunami Democràtic, la plataforma que tomó el relevo y ha impulsado acciones como el corte de la autopista AP-7, que ha tenido lugar incluso esta misma semana. El juez estudia si existen vínculos entre estos hechos y las personas y colectivos que él investiga.

Lista política de Mossos

Por otra parte, un dirigente de Convergència afín a Carles Puigdemont elaboró durante el mandato del «president» fugado una lista política en la que clasificaba a los mandos de los Mossos d’Esquadra por su nivel de «patriotismo». Según avanzó «El Periódico», la Policía Nacional se incautó de esta libreta del que era responsable de Relaciones Internacionales del partido, Víctor Terradellas, en mayo del año pasado durante unos registros por un caso de fraude de subvenciones de CDC.

El cuaderno, que por sus referencias los investigadores sitúan entre septiembre de 2016 y octubre de 2017, puntúa a 45 mandos policiales por su «patriotismo y determinación», «capacidad de gestión y carisma» o «lealtad institucional». Entonces, el «mayor» Josep Lluís Trapero estaba todavía al frente del Cuerpo. La lista sitúa, por ejemplo, al actual comisario jefe de Mossos, Eduard Sallent, que era responsable de inteligencia, con signos positivos en todos los extremos y la acotación «mucho» en cuanto a su patriotismo. La Consejería de Interior defendió ayer la «neutralidad política e imparcialidad» de los Mossos.