España

El juez imputa a los ex jefes de Seguridad de Repsol y La Caixa por contratar a Villarejo para espiar a Del Rivero

El juez imputa a los ex jefes de Seguridad de Repsol y La Caixa por contratar a Villarejo para espiar a Del Rivero

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 Manuel García Castellón ha acordado este martes la imputación del ex director de Seguridad Corporativa de Repsol, el ex comisario Rafael Araujo, y del comisario jubilado Miguel Ángel Fernández Rancaño, hasta el año pasado jefe de Seguridad de Caixabank, en la pieza separada donde se investiga el espionaje que ambas empresas del Ibex 35 encargaron presuntamente al comisario José Manuel Villarejo sobre el ex presidente de Sacyr Vallerhermoso, Luis del Rivero. Se considera que tanto Araujo como Fernández Rancaño desarrollaron un "papel activo" en la contratación de los servicios de Villarejo.

En este procedimiento se investiga si La Caixa y Repsol contrataron al Villarejo para arrebatar la presidencia de Sacyr Vallehermoso a Luis del Rivero en 2011.

Además, según informan fuentes de la investigación a EL MUNDO, el instructor ha acordado la imputación en la pieza separada número 21 del caso Tándem del agente vinculado a las cloacas del Estado y de su socio Rafael Redondo. Tal y como desveló este periódico, estas diligencias de investigación habían sido solicitadas hace días por la Fiscalía Anticorrupción.

Por otro lado, el juez ha acordado escuchar como testigos a Del Rivero, al encargado de la seguridad de la empresa Sacyr Rodrigo Álvarez, y Fernando Ramírez Mazarredo, antiguo director financiero de Repsol YPF. Todos ellos fueron espiados en el denominado proyecto Wine.

El encargo a Villarejo tiene su origen en un momento en el que Repsol detectó una estrategia por parte de Del Rivero, en esa fecha presidente de la sociedad Sacyr Vallehermoso, para asociarse con la compañía petrolera Petróleos Mexicanos (PEMEX), con el objetivo de conseguir casi un tercio del total de las acciones de Repsol. El fin perseguido era hacerse así con el control de la petrolera española. La maniobra detectada por Repsol hizo que, con la ayuda de Caixabank, -ambas compañías se convirtieron en aliados empresariales- se paralizase de manera temporal el plan elaborado por Luis del Rivero, retirándolo de la presidencia de Sacyr, según consta en las actuaciones.

De momento, la Audiencia Nacional no ha fijado fechas para las mencionadas comparecencias judiciales.