España

El juez del 'caso Alvia' cita a cuatro testigos para aclarar una denuncia por borrado de datos del tren accidentado

El juez del 'caso Alvia' cita a cuatro testigos para aclarar una denuncia por borrado de datos del tren accidentado

El juez instructor de la causa judicial abierta para aclarar el accidente ferroviario del tren Alvia con 80 muertos y 144 heridos en Santiago de Compostela tomará declaración los próximos días 12 y 13 de diciembre a cuatro nuevos testigos. La citación se realiza tan sólo tres días después de la reapertura oficial de la causa por orden de la Audiencia Provincial coruñesa y tiene como objeto investigar el posible borrado de datos del tren siniestrado.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela había dado por cerrada la instrucción en diciembre de 2018 y la reabrió esta semana para poder investigar una serie de "datos sobrevenidos", en concreto, una prueba aportada a la causa el pasado mes de octubre por la Plataforma Víctimas Alvia 04155, que aglutina a la práctica totalidad de los afectados por el grave siniestro del 24 de julio de 2013 en el barrio compostelano de Angrois.

El magistrado Andrés Lago Louro ha citado, en concreto, a cuatro trabajadores de Talgo para aclarar las nuevas pruebas aportadas por las víctimas. Entregaron al juzgado una declaración jurada de un antiguo mecánico de la empresa Talgo que asegura que horas antes de que el Alvia descarrilase a las afueras de Santiago había detectado diferentes averías, algunas de ellas "críticas" y que, media hora después del accidente, varios directivos Talgo dieron la "orden taxativa" de borrarlas del sistema de gestión de averías.

Ese borrado es el que está siendo investigado y, para aclararlo, el juez instructor ha citado al autor de esa declaración jurado, que ya no trabaja en Talgo, y también a otros tres trabajadores de esta empresa en el momento del accidente del Alvia.

Un auto dictado este viernes, al que ha tenido acceso EL MUNDO, acuerda la toma de declaración a estas cuatro personas y también la práctica de una segunda diligencia, que esté presente en esa investigación el ingeniero industrial José Manuel Lamela Rivera, perito que elaboró un informe en esta causa judicial sobre el material rodante del tren Alvia.

Según consta en el auto, el juez pide la asesoría de este perito dado que en el escrito del ex mecánico de Talgo se alude a un presunto borrado informático de datos técnicos relativos al tren accidentado. Se trata de una cuestión de "carácter eminentemente técnico" que recomienda al instructor tener esa asistencia técnica especializada en la toma de las declaraciones testificales y que el ingeniero Lamela incluso plantee las cuestiones que estime necesarias de los testigos para conseguir "la mayor y más precisa información posible" para esclarecer los hechos.

Este auto judicial ya recoge la posibilidad de que, tras esa toma de declaraciones, sea necesario que este perito elabore un nuevo informe pericial ampliatorio.

Ampliación de la instrucción judicial

En junio del año 2017 se había acordado prorrogar la instrucción judicial de esta causa, tras ser declarada compleja, durante otros 18 meses. Dado que ese plazo de año y medio está a punto de vencer y acaba de aparecer esta nueva línea de investigación sobre la que hay que indagar, el fiscal ha pedido al juez instructor que prorrogue de nuevo la instrucción.

El fiscal pide una nueva prórroga de 18 meses y en el auto dictado este viernes el el magistrado Lago Louro acuerda dar traslado de esa petición a todas las partes personadas para que puedan alegar al respecto y, a continuación, poder tomar una decisión.

En la actualidad están investigadas en esta causa judicial dos personas, el maquinista del tren y el director de Seguridad en la Circulación de ADIF en el momento de puesta en funcionamiento de la línea Ourense-Santiago en la que se produjo el accidente, Francisco José Garzón Amo y Andrés Cortabitarte, respectivamente, ambos por 80 delitos de homicidio y 144 de lesiones cometidos por imprudencia grave profesional.