España

El juez de la 'operación Kitchen' imputa al ex jefe de Seguimientos de Asuntos Internos de la Policía por el espionaje a Luis Bárcenas

El juez de la 'operación Kitchen' imputa al ex jefe de Seguimientos de Asuntos Internos de la Policía por el espionaje a Luis Bárcenas

El juez de la Audiencia Nacional que investiga la llamada 'operación Kitchen', Manuel García Castellón, ha imputado al que fuera jefe de Seguimientos de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional durante el espionaje al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, Jesús Vicente Galán. La Fiscalía Anticorrupción ha pedido cambiar la condición de testigo a investigado de este agente al advertir contradicciones con su responsable directa, que ha comparecido en la mañana de este lunes ante el magistrado.

Su entonces jefa ha reconocido que llevaron a cabo seguimientos a la familia Bárcenas y ha precisado, incluso, que cuando desplegaron su operativo se encontraron con vehículos que desarrollaban las mismas labores de vigilancia, pero que no eran de la Policía Nacional.

Es más, ha añadido que el que fuera jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, dio la orden de localizar un vehículo en concreto y que añadió que "tuvieran cuidado porque Bárcenas vivía cerca" del lugar donde iban a desplegar los seguimientos. Ha declarado que también recibieron la instrucción de seguir a la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, bajo el argumento de que "estaba en peligro".

El juez García Castellón ha pedido explicaciones sobre a qué se refiere cuando Martín Blas dijo que "Rosalía Bárcenas estaba en peligro". La declarante no ha sabido explicarlo, se ha limitado a reproducir la orden que recibieron.

Los policías han añadido que la instrucción fue desplegar su operativo en torno al estudio de restauración de obras de arte de la mujer del ex tesorero, ubicado en la calle General Díaz Porlier de Madrid.

Pérez de los Cobos desconocía la operación

Otra de las personas que ha declarado este lunes ha sido el ex director del Gabinete Técnico de la Secretaría de Estado de Interior, el coronel de la Guardia CivilDiego Pérez de los Cobos, que ha asegurado al juez que nunca vio la referencia a esta operación en las partidas de fondos reservados que autorizaba su departamento.

El coronel Pérez de los Cobos, que ha comparecido en el Juzgado de Instrucción número 6 en calidad de testigo, ha explicado desde el punto de vista técnico el funcionamiento de la operativa para disponer de estos gastos reservados y ha añadido que no sólo no vio nunca ninguna referencia escrita a la operación de espionaje al ex tesorero popular, sino que tampoco tuvo conocimiento de la identidad de los destinatarios del dinero.

En este sentido, el testigo ha incidido que no supo a qué confidentes se le otorgaba el dinero que salía de la Secretaría de Estado de Interior durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

Cabe recordar que la investigación judicial de la denominada operación Kitchen, una de las piezas del llamado caso Villarejo, ha acreditado ya el pago de fondos reservados al ex chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, a cambio de que sustrajera información sensible que custodiaba el ex tesorero contra el PP.

La declaración de Martínez

En el marco de este operativo, Ríos percibió unos 2.000 euros mensuales de los fondos reservados y los mandos policiales que participaron le ayudaron a que se sacara una plaza en la Policía Nacional.

El juez instructor acordó la declaración de Pérez de los Cobos como testigo después de que en su declaración como imputado el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez explicara que él se limitaba a firmar los desembolsos de fondos reservados que previamente había examinado el coronel de la Guardia Civil.