España

El Gobierno tilda el pin parental de "ultraderecha" y el PP lo acusa de querer "adoctrinar a los niños"

El Gobierno tilda el pin parental de

La polémica por el pin parental en los colegios públicos prosigue su vertiginosa escalada dialéctica, de tal manera que el PSOE ha calificado hoy al Gobierno murciano de PP y Cs de "laboratorio de la ultraderecha" y los populares han contestado tildando al Ejecutivo nacional de "socialcomunista" y acusándolo de "querer adoctrinar a los niños".

La primera piedra de la polarización la ha tirado hoy el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. Durante la clausura el Comité Regional de los socialistas murcianos, el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana ha pedido no llamarlo "pin parental", sino "veto parental", ya que "no respeta el mandato constitucional ni la convención de derechos de la infancia, y atenta contra la educación, que nos hace iguales".

Ábalos, que es maestro de profesión, ha opinado que "no es la libertad de los padres, sino la libertad de los hijos la que hay que asegurar" y que en estos momentos, lo peor que se puede hacer "es llevar el conflicto a las escuelas", porque "eso desacredita a los docentes, les resta autoridad, prestigio, capacidad y responsabilidad". "Eso es lo que hace la ultraderecha, pero el partido zombi en el que se ha convertido el PP no hace sino seguir viviendo con el alma inoculada de la ultraderecha", ha criticado el número tres del PSOE.

Para el ministro, el "veto parental" convierte a Murcia en "laboratorio de la ultraderecha" y del "fascismo". "Esto es un combate ideológico profundo: intentan controlar la educación" y volver a la España "en blanco y negro", ha insistido.

El vicesecretario de Política Territorial del PP, Antonio González Terol, ha respondido al "Gobierno socialcomunista" que saque las manos también de los bolsillos de los ciudadanos.desde la reunión interparlamentaria del PP de Canarias. "Después de escuchar ayer a la señora Isabel Celaá (ministra de Educación) decir que nuestros hijos no son nuestros, habría que decirle que se lea el artículo 27.3 de la Constitución". Ese apartado reza así: "Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones".

Terol ha parafraseado a Pablo Casado: "Saquen ya las manos de la educación de nuestros hijos y saquen las manos de nuestras familias". "Desde el PP, vamos a seguir destacando el derecho de nuestros hijos a no ser adoctrinados por este Gobierno de socialistas y comunistas, que es un Gobierno de extrema izquierda", ha enfatizado.

El PP tampoco quiere usar el término "pin parental", sino "autorización familiar". Y matiza que, en el caso de Murcia, "a lo que se refiere es a las actividades extracurriculares que no son dadas por personal docente del centro". Por eso, cree que la "polémica" es "una nueva cortina de humo del PSOE, que no quiere que se hable de la ex ministra Dolores Delgado ni de los ERE de Andalucía".