España

El Gobierno cede tras el enfado de Torra y acepta el día 26 para la mesa

El Gobierno cede tras el enfado de Torra y acepta el día 26 para la mesa

Iglesias, Calvo, Illa, Darias y Castells se sentarán con Sánchez en la negociación

Una vez más, el intento del Gobierno de actuar de forma autónoma y sin acuerdo con sus socios volvió a situarlo ante la realidad de su dependencia. Pedro Sánchez pactó con ERC celebrar la mesa de negociación el próximo lunes, pero el Ejecutivo lo filtró a los medios sin contrato previo con el Govern. Una estrategia para presionar a JpC que molestó en la Generalitat. Quim Torra escribió ayer una carta a Sánchez para rechazar esa fecha y propuso cinco alternativas. Apenas unas horas después, Sánchez respondía con otra misiva en la que abordaba como «perfecta» la cita para el miércoles 26 ofrecida por Torra. Ese día, salvo nuevo contratiempo, se verán ambos ejecutivos en La Moncloa.

Ayer se despejaron todas las incógnitas en torno a la composición del equipo del Gobierno. Sánchez estará acompañado por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo (PSOE), y por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (UP). Calvo será el contrapeso a Iglesias cuando el presidente no pueda acudir a los encuentros y ellos tomen las riendas.

También participarán en las negociaciones la ministra de Política Territorial, Carolina Darias (PSOE), que ya acompañó a Sánchez en su gira por Barcelona de hace dos semanas; el ministro de Universidades, apuesta personal de los comunes de Ada Colau y vínculo con el independentismo, Manuel Castells y el titular de Sanidad y pieza clave del PSC, Salvador Illa. Este último de hecho representó a los socialistas en las negociaciones con ERC para la investidura.

No obstante, a pesar de que ya se ha cerrado la fecha y el lugar, la figura del relator que exige JpC y rechaza el Gobierno seguía siendo este jueves la mayor de las controversias entre ellos. En su carta, después del malestar de la Generalitat, Sánchez subraya la «necesidad del diálogo» y su voluntad de «acordar» en la mesa de negociación con el Govern. Por la tarde, a su llegada al Consejo Europeo extraordinario en Bruselas, según informó Ep, aseguró que la reunión bilateral es un paso «sustantivo» del Gobierno y pidió «responsabilidad» y «altura de miras».

Cuestión nuclear: temas a tratar

Al margen del relator, todo indica que no se sentará en la mesa a doce (seis representantes de un gobierno, seis del otro), la cuestión nuclear ahora, una vez cerrada la fecha, es conocer los temas a tratar en la reunión que, por primera vez en la historia de España, permitirá visualizar que el Gobierno trata de «tú a tú» a la Generalitat.

Torra concretó, en la carta enviada ayer a Sánchez, que el contenido de la reunión será solo para tratar el «reconocimiento y ejercicio del derecho de autodeterminación de Cataluña» y el «fin de la represión, amnistía y reparación». Por lo tanto, para la Generalitat no hay nada de lo que hablar respecto a los 44 puntos que el PSOE y el Ejecutivo de Sánchez se mostraron abiertos a negociar, y el presidente del Gobierno exhibió tras la reunión del pasado 6 de febrero con el presidente del Gobierno catalán en Barcelona.

Estos asuntos, señaló Torra en su momento, se debatirán en la Comisión Bilateral recogida en el Estatuto y que el presidente autonómico ordenó al consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Alfred Bosch (ERC), poner en marcha lo antes posible.

Conocedor de que este será el próximo escollo -el contenido de la reunión-, Sánchez indicó que su apuesta es empezar a hablar con Torra, el próximo día 26, sobre cuestiones que puedan llevar a un acuerdo de forma «fácil», y no ir ya buscando las «conclusiones». Una opción que no es compartida en Barcelona por la delegación secesionista. Además de Torra y Aragonès (ERC), la delegación de la Generalitat contará con otros cuatro representantes, que ayer todavía no estaban confirmados por Presidencia.