España

El Gobierno cede a las presiones de ERC y pretende convocar la mesa de diálogo este mes

El Gobierno cede a las presiones de ERC y pretende convocar la mesa de diálogo este mes

Montero vuelve a negar la figura de un relator durante la negociación con Cataluña: «No entendemos que sea necesario»

El Ejecutivo quiere convocar la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el Govern de Cataluña «antes de que acabe el mes de febrero». Así lo ha expresado la ministra portavoz, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. «Se está trabajando para cerrar el calendario», ha señalado la portavoz, que asegura que el «compromiso» es celebrar la primera sesión en las próximas semanas. «En cuanto tengamos todos los integrantes, la fecha y el lugar, os lo trasladaremos», ha añadido, ante la insistencia de los medios de comunicación. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, ya habían pactado durante la reunión que mantuvieron en Barcelona que la convocatoria fuera antes de acabar este mes.

Montero ha vuelto a reiterar la negativa del Gobierno a que durante las conversaciones entre ambos Ejecutivos esté presente un relator como piden desde JpCat. «Respecto a la figura del relator, el presidente del Gobierno y yo hemos sido siempre muy claros, no entendemos que esa figura sea necesaria«, ha expresado. «Consideramos que los testigos tienen que ser todos los ciudadanos», ha añadido. El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que también estará presente en la mesa, ya aseguró la semana pasada que «no está previsto» ese perfil mediador.

Los portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y su homóloga de JpCat, Laura Borràs, han discrepado este martes sobre la figura del relator. Esquerra apuesta por no elevar la presión en las conversaciones para solucionar el conflicto territorial en Cataluña y desde Junts creen que «ese tercero» garantizará el cumplimiento de los pactos. Preguntada por estas declaraciones, Montero no ha querido replicar: «No vamos a entrar en valoraciones que haga el Govern de Cataluña respecto a la mesa», ha zanjado.