España

El exlíder de Vox en Lérida juzgado por abusar de discapacitados jura que no tuvo sexo pero compró fotos

El exlíder de Vox en Lérida juzgado por abusar de discapacitados jura que no tuvo sexo pero compró fotos

Las supuestas víctimas aseguran que les proponía mantener relaciones sexuales, hacerse fotografías y ver pornografía

José Antonio Ortiz, el exlíder de Vox en Lérida acusado de haber abusado de dos jóvenes discapacitados, juró ayer «por Dios» y por «la memoria» de sus padres que no tuvo encuentros sexuales «físicos» con sus supuestas víctimas. Durante el juicio celebrado este miércoles en la Audiencia de Lérida, Ortiz sí reconoció haber pagado dinero a cambio de fotos y vídeos de índole erótica de los jóvenes, pero argumentó que fueron ellos mismos los que le ofrecían las imágenes.

Según la Fiscalía, los hechos por los que es juzgado Ortiz sucedieron entre 2018 y 2019. En su escrito de calificación, el Ministerio Público pidió once años de prisión para el acusado por un delito continuado de solicitud u obtención de promesa, relación sexual con una persona discapacitada y delito de abuso sexual sobre persona con trastorno mental.

El exdirigente del partido de Santiago Abascal fue detenido en el concesionario de vehículos en el que trabajaba a principios de marzo de 2019, después de que la Fundación Alosa de Lérida, que tutela a dos de las presuntas víctimas, descubriera una conversación de WhatsApp entre Ortiz y uno de los discapacitados. Ortiz ha estado en prisión preventiva hasta el pasado mes de octubre, cuando salió de la cárcel tras pagar una fianza de 6.000 euros.

El juicio a este dirigente local de Vox, quien fue suspendido de militancia tras su detención en 2019, se desarrolló enmedio de una cierta expectación y minutos antes de entrar en el juzgado, un grupo del colectivo trans de Lérida desplegó una pancarta en la puerta del edificio judicial con el mensaje «José A. Ortiz, violador y fascista».

Según explicó ayer la agencia catalana ACN, las supuestas víctimas del exlíder de Vox contaron que los tocamientos y abusos eran a cambio de 5 o 10 euros. Así lo expusieron los psicólogos del Equipo de Atención a la Víctima (EATAV) y la grabación que se emitió en el juicio. Las víctimas, además, explicaron que era el acusado quien les proponía mantener relaciones sexuales, hacerse fotografías y ver pornografía.

Ver los comentarios