España

El estado de alarma volverá a prorrogarse hasta entrado mayo

El estado de alarma volverá a prorrogarse hasta entrado mayo

El jefe del Ejecutivo confirma que pedirá una nueva extensión en quince días

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó ayer que el estado de alarma se prorrogará, como mínimo, hasta entrado mayo. Durante su intervención en el Congreso, el líder socialista dio por sentado que dentro de quince días volverá a comparecer ante la Cámara para pedir una nueva extensión de la situación de excepcionalidad, que ayer fue prorrogada hasta el próximo 26 de abril. De contar con una duración de quince días, como hasta ahora, el estado de alarma se prolongaría hasta el 11 de mayo y rozaría ya los dos meses.

El jefe del Ejecutivo no avanzó qué medidas conllevará esa tercera prórroga ni si seguirá incluyendo el confinamiento domiciliario general, si bien sí hizo hincapié en que la vuelta a la normalidad será «progresiva» y que «necesitaremos una adaptación» previa. Al respecto, Sánchez apuntó que el foco de contagio se encuentra ahora mismo en los domicilios y que existen discrepancias entre los científicos respecto a cómo levantar el aislamiento de la manera más efectiva.

No obstante, el jefe del Ejecutivo sí anunció que su equipo trabaja ya en un plan para la recuperación progresiva de la normalidad tanto en el plano económico como en el social, siempre de forma escalonada y a la velocidad que marquen los progresos en el control de la epidemia.

Estas medidas a aplicar serán «primeramente, de higiene, tanto individual como colectiva. En segundo lugar, acciones sanitarias de detección y atención a las personas infectadas. Y en tercer lugar, iniciativas que necesariamente tienen que ver con el ámbito tecnológico de control y de seguimiento de la pandemia», explicó. En esta línea, expresó su confianza en que cada mejoría sanitaria sustancial pueda ir seguida de «la apertura de nuevos espacios y el levantamiento de restricciones en el camino hacia esa nueva normalidad».

Esta recuperación, avisó, no podrá ser total hasta que exista una vacuna y el virus haya desaparecido por completo. «Ni siquiera podemos conocer con precisión todavía qué tipo de normalidad será la que recuperemos, porque posiblemente habrá muchos aspectos de nuestro sistema económico y social, e incluso de nuestra forma de vivir, que deberán ser reformulados para ser más fuertes ante una emergencia como la que sufrimos», avisó el jefe del Gobierno.

«No desandar el camino»

A lo largo de su intervención, Sánchez intercaló mensajes de optimismo por la evolución de las cifras sanitarias con advertencias de que aún queda camino por recorrer y es necesario no bajar la guardia. «Empezamos a ver el final del camino», destacó tras asegurar que España ha superado ya el pico de contagios y que se acerca a la fase de desescalada. Un momento crucial para mantener las medidas y los esfuerzos con el objetivo de «consolidar lo que con tanto dolor y sufrimiento hemos conseguido». «La prioridad es no desandar el camino», añadió para justificar la prórroga del confinamiento. Sánchez también avanzó que el Estado rendirá un homenaje a los fallecidos por la Covid-19.