España

El criterio del Gobierno de Sánchez castiga al cinturón rojo de Madrid que azuza contra Ayuso

El criterio del Gobierno de Sánchez castiga al cinturón rojo de Madrid que azuza contra Ayuso

Un millón de vecinos de municipios gobernados por el PSOE solo en la zona sur estarán confinados. Cinco de los alcaldes afectados denunciaban que la Comunidad segregaba «por clases»

De nada les ha servido a los alcaldes de los municipios del sur de la región protestar contra el «semiconfinamiento» al que fueron sometidos hace ya casi dos semanas por parte de la Comunidad de Madrid. Se da la paradoja de que se quejaron por activa y por pasiva al Ejecutivo autonómico (con excepción de Parla, que sí solicitó el cierre completo de la ciudad) de que se les estaba «castigando» en detrimento de otras localidades que, según denunciaban, estaban en una situación epidemiológica similar a la suya y que, siguiendo sus argumentos, se encuentran gobernados por el PP y se habían salvado de la «quema».

Estos regidores de las seis principales ciudades del sur, el denominado «cinturón rojo», son todos socialistas. Y resulta que es ahora su propio partido, desde el Ministerio de Sanidad, el que quiere no ya el cierre parcial de las zonas básicas de salud que superan los 1.000 casos por 100.000 habitantes, sino de aquellos municipios que rebasan la mitad de la casuística. Y son todos ellos. Es decir, que con la metodología empleada por el Gobierno central finalmente estarán cerrados a cal y canto salvo las situaciones particulares y excepcionales dadas a conocer ayer por el departamento que dirige Salvador Illa.

Se trata de Fuenlabrada, Móstoles, Alcorcón, Leganés, Getafe y Parla, que suman más de un millón de habitantes y que, tras la capital (de la que se encuentran a muy poca distancia), constituyen el segundo núcleo poblacional más importante de la región y uno de los primeros del país. Zonas, además, donde el voto a la izquierda ha sido predominante en la mayoría de los casos (por ejemplo, en Fuenlabrada, jamás ha gobernado el PP). Además de ellos y de la capital, si los planes de Moncloa se mantienen, también quedarán cerradas otras grandes ciudades, de más de 100.000 habitantes, como Alcalá de Henares y Alcobendas (gobernadas por el PSOE), y Torrejón de Ardoz (donde los populares tienen uno de sus bastiones desde hace unos lustros).

Los regidores del sur han marcado en los últimos días una línea de oposición muy crítica con las restricciones en sus áreas de salud más afectadas por el coronavirus por parte del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. El mandatario de Fuenlabrada, Javier Ayala, llegó a acusar a la Comunidad de haber «abandonado al sur»: «Venimos a manifestar nuestra preocupación por la situación sanitaria y nuestro enfado por la gestión. La presidenta cree que existen madrileños de primera y de segunda». Y hablaron de criterios «clasistas» a la hora de establecer las restricciones a la movilidad.

Más allá de las críticas, lo cierto es que algunos municipios, pese a cumplir con el criterio de Sanidad respecto a las cifras de nuevos contagios, se salvan de las restricciones por apenas unos miles de habitantes. El caso más llamativo es San Sebastián de los Reyes, hogar de 89.276 personas y con una tasa de incidencia acumulada del virus de 802,01; si bien comparte acera con Alcobendas, uno de los municipios marcados, quedaría libre de las nuevas medidas. Coslada, con 81.661 habitantes y una tasa acumulada de 901,29; y Rivas Vaciamadrid, con 88.150 residentes y una incidencia de 609,19 también se librarían del «confinamiento» al no superar ninguno los 100.000 habitantes.

Ver los comentarios