España

El coronel y su hijo, invitados a Cardiff para la final de Champions

El coronel y su hijo, invitados a Cardiff para la final de Champions

El viaje en 2017 se pagó con la tarjeta de una adjudicataria y figura en «pagos por comisiones»

El coronel de la Guardia Civil Juan Antonio Maroto y su hijo viajaron el 2 de junio de 2017 a la ciudad británica de Cardiff para asistir a la final de la Champions League que disputó el Real Madrid, equipo del que es seguidor el mando. Lo hicieron invitados por Santiago Rodríguez, presidente de Manufacturas Aura, una de las empresas que más contratos ha obtenido de la Dirección General del Instituto Armado de todo tipo de prendas de uniformidad. A ese viaje de dos días con todos los gastos pagados los acompañó Pablo Fernández, consejero de la empresa y detenido la semana pasada junto a su socio.

Los investigadores intervinieron en la sede de Manufacturas Aura en 2017, en la primera fase de la operación Grapa, numerosa documentación y entre ella los gastos de esa dádiva, que ascendieron a diez mil euros. Constan reflejados en la «contabilidad B» de la empresa, relativa a apuntes por comisiones. En ese registro también se intervino un correo de una transferencia bancaria por importe de 2.150 euros cuyo concepto era «viaje a Cardiff».

El teniente coronel Martín Altube iba a asistir aunque parece que no lo hizo porque es seguidor del Atlético de Madrid. Viajaron en total cinco personas y la invitación fue un éxito, según le contó por teléfono Pablo Fernández a su socio: «La polla en forma de Goya, mucho mejor de lo que hubiéramos imaginado, ha salido todo, tío, perfecto. Entregados, entregadito». Según los investigadores, se refiere al coronel Maroto. Un mes después, Aura resultó adjudicataria de dos lotes, uno de complementos de uniformidad y otro de prendas técnicas en UTE con otra mercantil.

En la conversación citada, Fernández cuenta a su socio que han tenido un pequeño contratiempo a la vuelta, en el aeropuerto de Gatwick. «Solo un pequeño fallo, bueno, fallo no, problema ¿Sabes con quién nos encontramos, macho, ayer en la cola de embarque? Con el musculitos, sabes, pero escucha él iba con gente de Repsol, bueno no es lo mismo pero...» Se refería a un encuentro fortuito entre él y sus acompañantes con Emilio Loren (director comercial de Fecsa), otra empresa habitual en los concursos de la Dirección. Por supuesto, el competidor conocía al mando del Cuerpo.