España

El conductor energúmeno que no respetó las normas en una carrera familiar de Navidad en Torrijos

El conductor energúmeno que no respetó las normas en una carrera familiar de Navidad en Torrijos

Se saltó con un coche dos balizas de la Policía local en dirección prohibida e irrumpió en la marcha, a pesar de las advertencias de un miembro de Protección Civil

Un energúmeno al volante de un turismo irrumpió este domingo en una marcha familiar navideña en Torrijos (Toledo), no haciendo ni caso a las advertencias de un miembro de Protección Civil, a quien llegó a agarrarlo de la pechera antes de continuar su camino. Este vecino, identificado inmediatamente, es un viejo conocido de la Policía local de este pueblo de 14.000 habitantes.

Los hechos, grabados por vecinos, han ocurrido este mediodía durante la celebración de la III Carrera Familiar de Navidad, que tenía un fin benéfico. La Asociación de Padres de Niños con Dificultades de Desarrollo (Apandid) de Torrijos recaudaba fondos para la construcción de un centro de educación especial en un terreno cedido por el Ayuntamiento.

Más de 1.300 personas, muchos de ellos niños acompañados de sus padres, participaban en esta marcha, de 2 kilómetros de recorrido y enmarcada en un ambiente festivo, en la que predominaban los gorros y los disfraces de Papá Noel.

«¡Pare, por favor!»

La caminata se estaba desarrollando sin incidentes hasta que un energúmeno que conducía un coche se saltó dos balizas de la Policía local en dirección prohibida por la calle Nardo con la intención de atravesar «por sus c...» la avenida del Pilar, en esos momentos repleta de participantes en la prueba benéfica.

Cristóbal, un miembro de Protección Civil, intentó evitarlo. A la carrera, le gritó «¡pare, por favor!», le dio el alto con aspavientos y con su silbato para que se detuviera, lo que consiguió momentáneamente.

El sujeto, acompañado de un adolescente, bajó del vehículo y discutió con Cristóbal, que acredita una experiencia de 20 años como enfermero en Madrid, concretamente en el Samur-Protección Civil. «¡No paro porque no me sale de los cojones, tengo prisa!», voceó a Cristóbal, a quien llegó a agarrar de la pechera. «Él se llevó una mano a la cintura y yo di dos pasos atrás para estar en mi zona de seguridad porque llevo 20 años en la calle como funcionario de carrera y he visto de todo», explicó a ABC Cristóbal tras el incidente.

El individuo se subió al coche, lo puso en marcha, a pesar de que su joven acompañante todavía no se había subido en el vehículo; cruzó la avenida del Pilar y se saltó una tercera baliza de la Policía local para largarse por una calle prohibida. Cristóbal avisó del accidente a la Policía local, que inmediatamente identificó al hombre, un sujeto muy conflictivo en el pueblo.

Tal es la mala fama de este energúmeno que los vecinos que subieron a internet un vídeo donde se ve el incidente han acabado retirándolo de la red para no tener problemas.

Miembros de Protección Civil de Torrijos que han participado en el dispositivo de la carrera.

Este energúmeno se podría enfrentar a un delito por desobedecer a Cristóbal, ya que un miembro de Protección Civil está considerado un agente de la autoridad cuando se encuentra en acto de servicio.

«Por suerte, este tipo de situaciones son puntuales, ya que la mayoría de los ciudadanos respetan y comprenden la labor de los voluntarios», ha afirmado Juan Pedro Suárez, jefe de la Agrupación de Protección Civil de Torrijos. «Dentro de nuestras funciones -ha explicado-, está el apoyo en cuestiones de tráfico a los compañeros de Policía local, y nuestras indicaciones son de cumplimiento por parte de los conductores».