España

El comité de expertos de la Xunta revisa este miércoles las restricciones en La Coruña

El comité de expertos de la Xunta revisa este miércoles las restricciones en La Coruña

Se cumple el plazo de cinco días decretado por Sanidade para evaluar si reforzar o aliviar las medidas

Este miércoles se cumplen cinco días desde que la Consellería de Sanidade optó por aplicar medidas de restricción en la comarca y el área sanitaria de La Coruña, y cinco días es el plazo que se fijó entonces para evaluar «posibles modificaciones». La decisión está en manos de los expertos que configuran el comité clínico que asesora a la Xunta desde que se desató la pandemia de coronavirus. Serán ellos, con los datos de la evolución de la covid-19 sobre la mesa, quienes valoren si procede mantener, reforzar o aliviar las limitaciones impuestas el pasado 7 de agosto —en vigor desde esa medianoche— ante el aumento de casos que se habían venido registrando en los días previos. El foco de Meicende (Arteixo), que llegó a rozar los 60 positivos, disparó las principales alarmas.

El departamento encabezado en funciones por Jesús Vázquez Almuiña, bajo el asesoramiento del comité de expertos, movió ficha como ya había hecho con el peor rebrote hasta la fecha, el de A Mariña. El 7 de agosto se decidió prohibir el ocio nocturno, las fiestas y las verbenas en los nueve concellos de la comarca coruñesa, donde quedaron limitadas a un máximo de 10 las reuniones privadas de personas no convivientes. Además, desde entonces en los municipios de La Coruña, Oleiros, Arteixo, Culleredo y Cambre se ha visto limitado al 50% el aforo en comercios y hostelería, con la 1.00 como hora tope para bares y restaurantes. En toda el área sanitaria de La Coruña y Cee quedaban restringidas las visitas y salidas de usuarios de residencias, con cierre de los centros de día.

Bulos

No se impusieron, en cambio, restricciones a la movilidad. El conselleiro concedió que una hipotética restricción de movimientos sería «lo último», por tratarse de «un derecho fundamental» y, sin duda, la limitación más traumática, especialmente en pleno agosto. Este martes, sin embargo, circularon bulos que apuntaban a un inminente confinamiento de la comarca coruñesa «salvo giro radical» porque «el Sergas no se va a andar con tonterías». «No. Protección Civil no va a confinar la ciudad», publicaron los voluntarios coruñeses en Twitter. «Es Sanidad quien tiene competencias en esa materia. La jefatura provincial no tiene capacidad para tomar esa decisión (...). ¡No difundas bulos!», incidieron.

El portavoz de María Pita, Xosé Manuel Lage Tuñas, quiso salir al paso de los mensajes que estaban «circulando por las redes sociales», y recordó que solo consiguen «despertar la intranquilidad (...) y generar una alarma». Lage Tuñas remarcó que la Xunta no les había comunicado —Almuiña ha celebrado reuniones telemáticas diarias con los alcaldes implicados— ninguna «decisión». Por eso envió un «mensaje de tranquilidad» y remarcó que la alcaldesa, Inés Rey, ha estado «en permanente contacto» tanto con el conselleiro como con el propio presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo.

Por su parte, la teniente de alcalde de Oleiros, María José Varela, lamentó que se generen «muchos bulos» y contrapuso que la evolución de las últimas 24 horas es «bastante tranquilizadora», porque conlleva «un crecimiento muy sostenido». En la misma línea, el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, negó que este martes «en ningún momento» se hubiera abordado la adopción de medidas «diferentes», en declaraciones, en ambos casos, recogidas por Ep.

A la espera de lo que decidan los expertos con datos más recientes, los focos de Meicende y Vimianzo seguían este martes estabilizados. Y el aumento de casos activos se había frenado, con 35 frente al salto de 69 de la víspera. Sí se consignó un incremento en la presión hospitalaria, con cuatro nuevos ingresos (frente a dos el lunes) en planta.

Ver los comentarios