España

El Bundestag recibe una carta de Ana Pastor aclarando las mentiras independentistas

El Bundestag recibe una carta de Ana Pastor aclarando las mentiras independentistas

El contenido de la carta no ha sido hecho público, pero fuentes de España Global apuntan que se aportan datos y argumentos que desmontan la moción y se traslada el malestar que puede llegar a causar el hecho de que la democracia española pueda parecer «tutelada» por Alemania

La secretaria de Estado de España Global, Irene Lozano, entregará personalmente hoy jueves una carta de la expresidenta del Parlamento español, Ana Pastor, al vicepresidente del Bundestag alemán Wolfgang Kubicki, en la que Pastor expresa su preocupación por las falsedades sobre las que se basa la solicitud de moción sobre Cataluña presentada recientemente por el grupo parlamentario alemán minoritario Die Linke (La Izquierda).

Las comisiones parlamentarias alemanas de Asuntos Exteriores, Derechos Humanos y Asuntos de la Unión Europea deberán acordar en las próximas semanas una recomendación conjunta que sería remitida al pleno del parlamento alemán y resulta altamente improbable que la moción llegue a debate. «Su repercusión es nula», señalaba ayer en Berlín Lozano, «su presentación no ha tenido ninguna relevancia en la opinión pública alemana, ni siquiera es seguro que se vaya a debatir en el parlamento. Pero aun así queremos demostrar que este tema es importante y hemos encontrado absoluta comprensión por parte de nuestros interlocutores, que nos han garantizado que no hay ninguna posibilidad de que salga adelante, incluso es bastante probable que ni siquiera se debata».

El contenido de la carta no ha sido hecho público, pero fuentes de España Global apuntan que se aportan datos y argumentos que desmontan la moción y se traslada el malestar que puede llegar a causar el hecho de que la democracia española pueda parecer «tutelada» por Alemania, teniendo en cuenta que la moción lleva por título «Vigilar la Democracia en España». «Trasladamos a las autoridades y opinión pública de Alemania que el de Cataluña es, fundamentalmente, un problema de convivencia entre catalanes en el que el gobierno español está optando por la concordia y la convivencia”, sostuvo Lozano, que ayer se reunión en Berlín con figuras destacadas de la Unión Cristianodemócrata de Merkel, el Partido Socialdemócrata (SPD) y del Partido Liberal (FDP). Estos contactos se suman a las cartas anteriormente enviadas a todas las formaciones políticas por parte del Embajador de España en Alemania, Ricardo Martínez Vázquez, que además ha mantenido discretos contactos con miembros de Die Linke y asegura que dentro de ese partido hay «diferentes sensibilidades».

«Deseo subrayar el papel de la expresidenta del congreso Ana Pastor, al enviar esta carta expresando su preocupación al presidente del Bundestag, sobre todo por las mentiras que se vierten en esa moción», insistió Lozano, «no es ninguna novedad, porque los independentistas llevan ya mucho tiempo en una campaña de desinformación sobre España, en la que hacen cosas como pedir observadores internacionales, cuando obviamente, y así nos lo han vuelto ahora a confirmar nuestros interlocutores del gobierno alemán, Alemania nunca enviaría observadores internacionales a un país amigo, aliado y miembro de la UE».

La moción pide, por ejemplo, la presencia de observadores internacionales en el juicio del Supremo. Y denuncia que no se están respetando los derechos de los acusados. «Cuando se aportan hechos sobre las manipulaciones y tergiversaciones habituales, se explica que en España no hay presos políticos, que el juicio se está retransmitiendo en streaming, que se respeta a los acusados hasta el punto que se respeta su derecho a concluir el proceso de toma de posesión como diputados… lo que ocurre es que pierden la poca credibilidad que pudieran tener», resume Lozano las entrevistas mantenidas en Berlín, «cada vez es más visible también en Alemania que se trata de un fenómeno alimentado por las fakenews y la desinformación que tanto dificulta el debate político y la democracia, no solo en nuestro país sino en muchos otros también.