España

El boicot del PSIB a la investigación y el silencio de Cladera indignan a Més

El boicot del PSIB a la investigación y el silencio de Cladera indignan a Més

La sucesión de despropósitos por parte del Pacte en relación al caso de los abusos sexuales a menores tuteladas por el Consell de Mallorca no cesa y lleva camino de crear un grave conflicto entre el PSIB y sus socios de Més. La formación nacionalista no acepta bajo ningún concepto cargar con todas las culpas, se muestra indignada por el silencio de la presidenta del Consell, Cati Cladera, y por el hecho que todas las miradas y acusaciones se dirijan a uno de los suyos, a la consellera de Servicios Sociales, Fina Santiago.

Precisamente para evitar asumir todas las responsabilidades, Més defendía desde el principio la creación de la comisión de investigación en el Consell. De forma más silenciosa la defendía también Unidas Podemos. Para los diputados de Més en el Consell, la sorpresa llegó el 13 de febrero momentos antes del pleno que rechazó la creación de la mencionada comisión. Los representantes de Més acudieron al pleno convencidos de que tenían que votar a favor de la comisión pero de pronto recibieron órdenes en sentido contrario. La presidenta del Govern, y secretaria general del PSIB, Francina Armengol, había maniobrado para evitar una investigación que le podía salpicar por su pasado reciente como presidenta del Consell y que podía poner en un aprieto a la presidenta de la institución, Cati Cladera. Por la obediencia debida Més no tuvo más remedio que ceder.

Ante la opinión pública el escándalo iba en aumento y en un intento de limpiar la imagen de la Administración el PSIB se inventó primero la creación de una comisión de expertos y ahora otra de investigación de la gestión política del Imas. La primera lleva camino del fracaso más absoluto después de la renuncia del coordinador propuesto por el PSIB, el catedrático Jorge Fernández, y las reticencias de Més a apoyarla sino se crea al mismo tiempo la comisión de investigación.

Ayer el PP, Ciudadanos y el PI volvieron a presentar en el Consell una petición para crear una comisión de investigación con la esperanza de que Més per Mallorca apoye ahora la propuesta. Con el voto a favor de Més la oposición conseguiría su objetivo. La dirección de Més afirmó ayer a este medio que el Pacte debe replantearse su postura y dio a entender que apoyaría la comisión aunque todo dependerá de las presiones que a partir de ahora ejerza el PSIB.

Los portavoces de PP, Cs y PI comparecieron al mediodía en una rueda de prensa conjunta en la que anunciaron que rechazan participar en la comisión de expertos al considerar que es «un paripé» controlado por los grupos del gobierno insular, especialmente por el PSIB. Los grupos de la oposición, informa Europa Press, denunciaron ayer que aunque en el pleno el equipo de gobierno aseguró que la comisión de expertos sería «totalmente consensuada», más tarde el conseller Javier de Juan les comunicó verbalmente que la coordinación sería elegida desde la presidencia del Imas. Además, desde el Imas también se elegirían dos vocales. «Dos personas puestas a dedo por la Dirección Insular, que no le dirán a la directora, que es su jefa directa, si había hecho bien o no», comentó la portavoz de Cs, Beatriz Camiña. La portavoz del PI, Xisca Mora, coincidió en que esto «hace que no sea una comisión objetiva». El portavoz del PP, Llorenç Galmés, acusó a la presidenta del Govern, Francina Armengol, de haber frenado la comisión de investigación después de que la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, desvelara que ya se habían detectado casos en 2010, año en el que Armengol era presidenta del Consell. Galmés aseguró que Armengol habría llamado «desde la India» -donde se encontraba de viaje oficial- para dar instrucciones de «parar» la creación de la comisión de investigación, «para que no la llamaran a declarar sobre lo que había sucedido en esa etapa». «Desde entonces hasta el día de hoy todo han sido cortinas de humo y bulos», dijo Galmés.