España

El asedio a alumnos constitucionalistas no cesa en la UAB

El asedio a alumnos constitucionalistas no cesa en la UAB

La entidad estudiantil «S'ha acabat!», blanco de los radicales, se siente desprotegida

Con demasiada frecuencia la denominada Plaza Cívica de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) deja en suspenso el sentido de su nombre. Sucede cuando radicales secesionistas imponen su ley sobre cualquier alumno con ideas divergentes que decide usar ese espacio entre facultades para hacer uso de su derecho a expresarlas en público. La asociación estudiantil constitucionalista «S'ha acabat!» (Se ha acabado) suele ser el blanco de ira secesionista. La última agresión, el pasado miércoles, cuando la entidad instaló su carpa sobre el cemento de la Plaza Cívica. Pese al nombre con el que estos estudiantes constitucionalistas han bautizado a su asociación, parece que el acoso de los radicales contra ellos está lejos de remitir.

El último episodio se vivió el pasado miércoles. Esta asociación había instalado allí un punto de información, que no fue bien recibido por muchos estudiantes secesionistas. Y una decena de encapuchados asaltaron con palos la carpa, destrozando todo aquello que encontraba por delante e insultando a los jóvenes de la carpa tachándolos de «fascistas». La peor parte se la levó uno de los vigilantes de seguridad privada del campus, que acabó por los suelos durante un forcejeo.

La UAB trató al día siguiente de salir al paso con un comunicado en el que reiteró su rechazo ante «cualquier acto violento» en un espacio, el campus, donde «deben prevalecer los valores de libertad y democracia». También insistía la UAB en que «todas las reivindicaciones» tienen cabida en la universidad siempre que se hagan con respeto y sin violencia, y mostraban en ese comunicado su apoyo al personal de seguridad privada que «vieron en riesgo su seguridad y la salud».

«Tarde y mal»

Sin embargo, para «S'ha acabat!» este pronunciamiento no es suficiente. «Llega tarde y mal», según ha valorado en una conversación con ABC el vicepresidente de la entidad, Àlex Serra. El portavoz de esta asociación constitucionalista considera que, si no llega a producirse la agresión al vigilante, la UAB se hubiera puesto de lado y ni se hubieran pronunciado.

Estos estudiantes agrupados en «S'ha acabat!» sienten que el centro educativo no les protege; se ven desamparados ante las amenazas demasiado frecuentes de los radicales cada vez que intentan mostrar en público su posición política, en las antípodas del independentismo. Hace tiempo que denuncian lo que ellos consideran un posicionamiento de la UAB a favor del proceso independentista y permitiendo acciones violentas de los mal autodenominados antifascistas.

Y es que la del miércoles fue la última, pero no la única agresión que estos jóvenes han sufrido de grupos radicales. «S'ha acabat!» nació hace poco más de un año como escisión de la agrupación juvenil de Societat Civil Catalana (SCC) y desde entonces han sido víctimas de varios ataques. Ocurrió, por ejemplo, en diciembre del año pasado, sobre el mismo escenario. «Cogeremos las pistolas y os reventaremos la cabeza», les llegaron a amenazar los radicales, tal y como recordaba en la conversación con este diario Àlex Serra, que aquel día estaba allí presente.

Otros dos episodios violentos se sucedieron el pasado mes de abril en el mismo campus. «S'ha acabat!» iba a organizar un acto en contra de la omnipresencia del independentismo en las aulas, con la presencia, de entre otros, la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo. Para promocionarlo, instalaron una carpa, que fue atacada por los autodenominados grupos antifascistas.

Días después, cuando se iba a celebrar el acto, los alumnos constitucionalistas volvieron a verse acosados. Hubo forcejeos y amenazas, pero finalmente pudo celebrarse. Eso sí, se necesitó de la presencia de los Mossos d'Esquadra para que la cosa no fuera a mayores. Los agentes también fueron objetivo de los radicales.