España

El acelerador de radioterapia donado por Amancio Ortega, más de siete meses paralizado en Huelva

El acelerador de radioterapia donado por Amancio Ortega, más de siete meses paralizado en Huelva

Mientras que en otras provincias vecinas pacientes y familiares cruzan los dedos para que el tratamiento prescrito se les realice en el acelerador lineal de radioterapia -las célebres máquinas donadas a los hospitales por Amancio Ortega-, en Huelva, en concreto en el Hospital Juan Ramón Jiménez, el mismo aún no ha empezado a utilizarse.

Desde la Consejería de Salud se anunciaba el pasado mes de julio, con visita de la delegada al centro hospitalario incluida, que la fase de montaje del dispositivo había concluido y que, a falta de realizar los ajustes necesarios para obtener el permiso del Consejo de Seguridad Nuclear para su utilización, el acelerador entraría en funcionamiento antes de finales de 2019. Pero la realidad, siete meses después de este anuncio, es que aún no lo ha hecho.

Según señalan a EL MUNDO fuentes del Hospital Juan Ramón Jiménez, el motivo reside en que el centro hospitalario "está a la espera de recibir los permisos y autorizaciones necesarios por parte del Ministerio de Transición Ecológica para terminar su puesta a punto y poder comenzar su uso clínico". Según estas mismas fuentes, la documentación técnica del acelerador se encuentra todavía "en proceso de estudio" y se espera recibir en breve "la autorización necesaria para la reanudación de los trabajos de puesta en marcha". Así, aunque aseguran que "se está trabajando, por todas las partes implicadas, para que esto pueda suceder lo antes posible", desde el centro hospitalario no ofrecen ninguna fecha prevista para su puesta en funcionamiento.

El dispositivo, que llegó al hospital onubense en virtud del convenio suscrito con la Fundación Amancio Ortega, está valorado en más de dos millones de euros y permite radiar con mayor precisión -y, por tanto, mejores perspectivas de curación y menos efectos secundarios- los tumores, en especial aquellos que se encuentran más escondidos. Su puesta en marcha, por ejemplo, posibilitará que por primera vez en Huelva se realicen tratamientos de radiocirugía craneal y extracraneal, o tratamientos sincronizados con la respiración del paciente.

Así, mientras que en otros hospitales andaluces el mismo equipo ya se encuentra en funcionamiento y ha mejorado la calidad de vida y las expectativas de los pacientes, en el centro hospitalario onubense, donde estaba destinado a sustituir al equipo más antiguo que se venía utilizando, el acelerador lineal de radioterapia aún está pendiente de estreno. Y sin fecha prevista.

Desde la Consejería de Salud aseguran que "mientras se concluye la instalación del nuevo acelerador, el hospital cuenta con otro equipo para tratamientos y, durante todo este proceso, se han tomado las medidas organizativas oportunas para garantizar los tratamientos de los pacientes en la unidad disponible". Y es que el equipo anterior fue desmantelado el año pasado para llevar a cabo las obras de reforma y adaptación del búnker que alberga el nuevo acelerador, por lo que en los últimos meses el centro hospitalario ha contado -y sigue haciéndolo en la actualidad, hasta que la nueva máquina entre en funcionamiento- con una única unidad disponible.

Según han señalado a este periódico desde el hospital, durante el proceso se están tomando "las medidas organizativas oportunas para garantizar los tratamientos de los pacientes", ampliando turnos, contratando a personal adicional, y "realizando las tareas de control de calidad y verificaciones fuera de los horarios destinados a pacientes".