España

Donald Trump en Galapagar

Donald Trump en Galapagar

La experiencia nos enseña que se ha dado en demasiadas situaciones por amortizado a Pablo Iglesias como para pensar que ésta es la definitiva. Iglesias no está muerto -políticamente, se entiende-, sólo lo está su plataforma personal, Podemos. Tampoco es que pueda suponerle mucho incordio. Cuando y cuanto peor le ha ido al partido, mejor le ha ido a él, todo un vicepresidente segundo a cambio de la mitad de los escaños que consiguió en 2016.Podemos sufre achaques de organización encorvada, prematuramente envejecida, en la que sus despechos circulan por los medios de comunicación en forma de pantallazos de Telegram. Se lo imputaban todo a Vil