España

Diez municipios de Castilla-La Mancha superan el reto de reciclar 6 toneladas de vidrio en 15 días

Diez municipios de Castilla-La Mancha superan el reto de reciclar 6 toneladas de vidrio en 15 días

Toledo, Illescas, Ciudad Real, Manzanares, Cuenca, Quintanar del Rey, Albacete, Villamalea, Guadalajara y Molina de Aragón

Diez municipios de Castilla-La Mancha han superado el reto solidario «Juntos reciclamos vidrio», una iniciativa de Ecovidrio, en colaboración con la Junta, para fomentar el compromiso de la ciudadanía con el reciclaje. Este desafío se traducirá en una donación de 6.000 euros a Cruz Roja para el desarrollo de proyectos medioambientales por haber superado las seis toneladas de envases recicladas.

Esta propuesta se desarrolló del 5 al 19 de junio en diez localidades de la región, que debían depositar más de 6.000 kilogramos de envases de vidrio en los veinte contenedores instalados para tal fin, ha explicado en una nota de prensa la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de envases de vidrio España.

Toledo, Illescas, Ciudad Real, Manzanares, Cuenca, Quintanar del Rey, Albacete, Villamalea, Guadalajara y Molina de Aragón son las diez poblaciones que se unieron a este reto, organizado en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, logrando recoger 7.573 kilos de envases.

Ecovidrio ha recordado que la iniciativa tenía un fin solidario, la donación de 6.000 euros a Cruz Roja en Castilla-La Mancha para el desarrollo de proyectos medioambientales.

Durante dos semanas, han sido muchos los ciudadanos que se han sumado al reto y han colaborado con el reciclaje de envases de vidrio, que han sido depositados en los contenedores vinilados con la imagen de la campaña. Al mismo tiempo, las diferentes oficinas provinciales de Cruz Roja han realizado vídeos para animar a la ciudadanía a colaborar con esta causa.

Mediante esta donación, Cruz Roja en Castilla-La Mancha continuará con sus proyectos medioambientales, consistentes en la entrega a familias vulnerables de productos que contribuyan a la reducción del consumo energético y de agua en sus hogares, como bombillas LED, perlizadores, burletes o protectores para las ventanas.

El vidrio que se deposita en estos contenedores se recicla al 100 por ciento y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales.