España

Parricidio en Carabanchel: detenido un búlgaro tras acuchillar a su madre en el cuello

Parricidio en Carabanchel: detenido un búlgaro tras acuchillar a su madre en el cuello

La víctima tenía 69 años y su hijo, 30. En el domicilio familiar estaba otra hija en «shock». Se desconoce el móvil del crimen

Tragedia en el distrito de Carabanchel. Una mujer de origen búlgaro, de 69 años, ha perdido vida este miércoles a manos de su propio hijo, de 30, de la misma nacionalidad, en el domicilio familiar situado en el número 18 de la calle de Rascón del barrio de San Isidro. Se desconoce el móvil del parricidio y si hubo alguna discusión previa.

Lo cierto es que el presunto autor se quedó en el lugar de los hechos, junto al cadáver de su madre, totalmente ensangrentado. Esta presentaba, al menos, una cuchillada profunda en el cuello. No obstante, se ignora si fue degollada, ya que los sanitarios no manipularon el cadáver, solo certificaron el fallecimiento, precisaron fuentes de Emergencias 112 y de la Jefatura Superior de Policía.

El aviso se recibió a las 20 horas. Hasta el lugar se trasladaron varias dotaciones del Summa que no pudieron hacer nada por la víctima. Cuando llegaron los agentes, en el piso se encontraba también otra hija de la fallecida. Estaba en estado de «shock» y tuvo que ser atendida por los psicólogos de guardia. Lloraba sin consuelo. No se sabe aún si se encontraba en la vivienda cuando ocurrió el crimen y fue la que dio la voz de alarma o llegó después y se encontró con la terrible escena.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. Se desconoce por ahora el móvil del parricidio y si había denuncias previas en este episodio de violencia familiar.

Esta es la segunda muerte violenta en menos de 48 horas, después de que el pasado martes de madrugada un taxista fuera degollado en Alcalá de Henares. El homicida se ensañó con José Luis Espada, de 59 años y le asestó, al menos, una docena de cuchilladas, la mayoría en el pecho.

Los investigadores sospechan que el autor se cebó con él porque apenas llevaba dinero encima. De hecho, solo había realizado una carrera porque comenzó su turno a las 23.30 horas. La del asesino fue la última. Este, tal vez, debió pensar que el conductor no le quería entregar todo lo que tenía. No era el caso. Ahora rastrean las cámaras del recorrido mortal que hicieron en busca de imágenes del presunto autor.