España

Detenido un hombre ebrio que estampó a un niño contra un escaparate porque hacía «parkour»

Detenido un hombre ebrio que estampó a un niño contra un escaparate porque hacía «parkour»

El individuo, de 41 años, le cogió del cuello y trató de quitarle al menor y a su hermana un monopatín y un altavoz

Un individuo de 41 años fue detenido el pasado sábado por agentes de la Policía Municipal en el distrito de Puente de Vallecas por agarrar del cuello y estrellar contra un escaparate al mayor de dos hermanos, ambos menores, que estaban jugando. En concreto, realizaban «parkour» (acrobacias con el mobiliario urbano) junto a los soportales de su vivienda, situada en el número 85 de la avenida de Pablo Neruda, enclavada en el distrito de Puente de Vallecas.

Todo ocurrió a las 20.20 horas cuando dos niños, el mayor de 15 años y la pequeña, de 11, estaban con sus monopatines y un altavoz para oír música, practicando ese deporte. Entonces apareció un sujeto visiblemente molesto que, inopinadamente, se encaró con ellos, comenzó a insultarles y a lanzarles todo tipo de improperios. Al individuo, con evidentes signos de embriaguez, parecía que todo le importunaba.

Las víctimas, atónitas, no entendían nada. Mientras el chico le decía a su hermana que se alejara para ponerse a salvo, el atacante trató de apoderarse del altavoz portátil que tenían amarrado a una columna. En chaval se resistió cuanto pudo, por lo que se produjo un forcejeo en el transcurso del cual el violento le agarró del cuello y le empujó hasta acabar estampándole contra la cristalera de un comercio. Mientras, su hermana comenzó a llorar, cada vez más asustada.

Testigos: una pareja que paseaba al perro

Entonces el a gresor trató de coger uno de los monopatines con el fin de golpearle. No lo logró, ya que una pareja que paseaba a su perro se interpuso y lo impidió. No obstante, el pequeño acabó en el suelo con las gafas rotas a causa del empujón.

Los testigos, que se acercaron a los hermanos al ver que estaban llorando, nerviosos, mientras un hombre trataba de pegarles, avisaron a la Policía Municipal. Una patrulla se acercó poco después y observó cómo la pareja discutía con el atacante que estaba borracho. Fue detenido de inmediato y trasladado a comisaría, donde negó los hechos.