España

Detenido en Valencia tras agredir a una camarera que le pidió que usara la mascarilla dentro del local

Detenido en Valencia tras agredir a una camarera que le pidió que usara la mascarilla dentro del local

El hombre y su pareja hicieron caso omiso a los requrimientos y causaron desperfectos en el establecimiento

Última hora del coronavirus y los rebrotes en la Comunidad Valenciana

Agentes de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) de la Policía Local de Valencia han detenido a un hombre de 36 años que presuntamente agredió a la empleada de un establecimiento de comida rápida cuando esta le pidió que usara correctamente la mascarilla para la protección ante el coronavirus.

Los hechos sucedieron sobre las 23.35 horas del pasado sábado en la zona de la Avenida del Puerto de la capital, cuando los policías fueron requeridos por varias personas porque un hombre había agredido a una trabajadora de un establecimiento de comida rápida para, posteriormente, marcharse corriendo mientras un grupo de gente lo perseguía.

Los agentes observaron al presunto agresor en la misma avenida, rodeado por varias personas y revolcándose en el suelo para tratar de evitar que lo detuvieran. En ese momento, los policías procedieron a su inmovilización y engrilletamiento.

La víctima manifestó que todo había ocurrido en el momento en el que ella les había requerido al hombre y a su pareja que se colocaran correctamente la mascarilla de uso obligatorio, mientras hacían cola en el interior del local y esperaban para ser atendidos.

La trabajadora, que presentaba una herida sangrante en la parte superior de la nariz, relató que la pareja había hecho caso omiso de sus requerimientos y que, en concreto, la mujer se había puesto a gritar y a amenazar con empezar a toser por todo el local, antes de abandonarlo.

[La Generalitat Valenciana no descarta endurecer los criterios para el uso de mascarillas por los rebrotes del Covid-19]

Por su parte, el hombre empezó a golpear todos los objetos del mostrador y llegó a lanzarle una mampara de protección a la cara a ella, lo que le causó la herida, además de importantes desperfectos en el local.

La trabajadora añadió que la pareja había salido corriendo del local perseguida por trabajadores y clientes. En este sentido, tanto la encargada como otro trabajador del local suscribieron la versión de la víctima.

Por todo ello, los agentes procedieron a la detención del hombre por un presunto delito de lesiones.