España

Desmantelada la mayor plantación de marihuana de Aragón: 3,5 toneladas en medio de un pinar

Desmantelada la mayor plantación de marihuana de Aragón: 3,5 toneladas en medio de un pinar

Una banda albanesa había talado una recóndita zona de bosque en la que cultivaban 16.000 plantas de cannabis

La Policía Nacional ha desmantelado en Aragón la mayor plantación de marihuana detectada hasta la fecha en esta Comunidad autónoma: 16.000 plantas de cannabis, con un peso total de 3,5 toneladas, la mayor cantidad de marihuana intervenida en la región hasta el momento. La operación se ha saldado con la detención de los seis presuntos integrantes de la banda de origen albanés que había creado esa infraestructura dedicada al narcotráfico.

La macroplantación consistía en una red de campos habilitados en una recóndita zona de pinares situada en los términos municipales limítrofes de Murillo de Gállego (Zaragoza) y Agüero (Huesca). Dependían de una organización albanesa que tenía destacados sobre el terreno a miembros de la banda que, día y noche, de forma permanente, vivía en campamentos para vigilar las plantaciones y encargarse del cultivo y recolección de la droga.

Según han informado fuentes policiales, esos grandes campos fueron creados a base de talar grandes superficies de pinar en puntos recónditos del bosque, para dificultar al máximo su localización. De hecho, acceder a ellos era tremendamente complicado. Para llegar hasta ellos había que ir media hora en todoterrenos y, después, otra media hora transitando a pie por veredas.

Además, los traficantes habían modificado barrancos próximos a sus palntaciones para poder recoger agua y garantizarse una fuente de abastecimiento de regadío. Para bombear el agua y disponer de energía tenían equipos autónomos de generación de electricidad.

Las investigaciones que han permitido desmantelar esta gran plantación de marihuana comenzó en abril. Inicialmente, la Policía Nacional iba tras la pista de los autores de una serie de robos en establecimientos de las localidades de Huesca, Sariñena y Nueno.

Los policías comprobaron que en todos los casos seguían el mismo 'modus operandi', por lo que relacionaron todos ellos. Las investigaciones permitieron centrarse en una banda que, según se comprobó en el transcurso de las pesquisas, también se dedicaba al narcotráfico.

Finalmente, se ha permitido dar con los integrantes de este grupo de origen albanés a los que se imputan una decena de robos en gasolineras y bares de Huesca, Sariñena y Nueno, y la producción de marihuana a gran escala en esa zona de pinares a caballo entre las provincias de Huesca y Zaragoza.