España

Desfase regetonero en Leganés

Desfase regetonero en Leganés

El Recinto Ferial fue el escenario elegido por 30 artistas para presentar sus últimos éxitos de la música latina

Leganés se convirtió la noche del sábado en la capital del reguetón. A las ocho de la tarde, los fans ya aguardaban la espera –copa en mano– para ver a los 30 cantantes de ese estilo musical que se iban a subir al cuadrilátero. El desfase reguetonero que se vivió en la localidad fue el concierto que puso el broche de oro a los seis días que duraron las fiestas de Nuestra Señora de Butarque.

La música empezó con José Vera, Josh Acosta y Lerica. El ambiente se empezó a calentar a medida que pasaban los artistas y caía la noche. El foso se convirtió en una pista de baile, copas y móviles recogiendo el momento. Algunos, los más jóvenes, coreaban las canciones; otros, simplemente, observaban el espectáculo, organizado por la emisora KeBuena. «Este año el cartel es más soso. Nosotros esperábamos que viniese alguien como Henry Méndez», dijo Beatriz Lozano.

A esa hora de la madrugada, el gentío era tal, que la gente ocupaba los alrededores de La Cubierta y no solo el Recinto Ferial. Las botellas de alcohol y los vasos de plástico se sucedían entre los grupos . Mientras, sonaban canciones como «Rayos de sol» y «Te boté», que hicieron enloquecer a los reguetoneros. Sobre el escenario, Karen Méndez, el televisivo Tutto Durán y Lennis Rodríguez. El machismo, asociado a esta música latina, llegó a Leganés de la mano de Tomas, The Latin Boy: «¿Dónde están los hombres que pagan la casa?», espetó el venezolano. Algunos de los congregados se hicieron eco: «Venimos con los niños, que están de vacaciones, pero esta música no nos gusta y comentarios así tampoco», aseguró Cristian, un vecino de la localidad.

Paola Martínez y Míriam Funes llegaron en ese instante al recinto. Sonaron dos acordes y ellas ya bailaban a ritmo de twerking. «No sabíamos quién venía, pero nos encanta. Está muy bien que hagan conciertos así, gratuitos», comentaron las hondureñas. «Hemos venido a ver el ambiente y a dar una vuelta por la feria», dijeron, por su parte, Rocío de la Vega e Irene Luján. «Acudimos todos los años porque vivimos aquí al lado. Es la música que está ahora de moda», indicaron las dos amigas.

Las caras más conocidas hicieron su aparición a las 23.30 horas. Fue el turno entonces de Xantos –que hizo disfrutar con «Uh la la», «El rehén» y «Báilame despacio»– y DCS, que presentó su último tema, «Ataque al corazón». El dominicano bajó al foso para chocar la mano del público. «¡No me lo creo, qué guay!», gritó una de las adolescentes.

Cuatro horas de fiesta

El espectáculo lo terminarón Dama y Descemer Bueno, que presentaron su tema conjunto «La moto». «Estoy encantada. Siempre es un honor cantar aquí y encontrarse con los compañeros», declaró la sevillana. El cubano, por su parte, entonó las canciones más conocidas de la noche: «Bailando» y «Súbeme la radio», e hizo un alto en su gira que lo ha llevado por Lisboa, París, Valencia y Londres. «Me encanta el público español. Las canciones están teniendo una acogida estupenda y tengo muy buenas vibraciones», aseguró.

Las luces se apagaron después de cuatro horas. Los cantantes salieron al escenario para bailar y hacerse fotos. Pero ese no fue el final de fiesta. La multitud continuó con el botellón en la explanada, donde también había un fuerte olor a marihuana, danzando con la música que pinchaba un DJ.