España

Denuncian represión de Marruecos contra los inmigrantes que rescata en el Mediterráneo

Denuncian represión de Marruecos contra los inmigrantes que rescata en el Mediterráneo

Varias ONGs refieren detenciones, deportaciones, «violencia y maltrato» contra los subsaharianos

La organización Alarm Phone, que opera en todo el Mediterráneo y ofrece su número de teléfono para que los inmigrantes que estén en dificultares puedan llamarles, especialmente cuando se encuentran en la deriva en alta mar, refiere el testimonio de una joven de Yemen que les contactó para denunciar que su hermano, rescatado por la Marina Real marroquí cuando la patera en la que viajaba junto a otra veintena de yemeníes se hundía frente a Melilla, había sido deportado por las autoridades de Rabat a Argelia. En conversación con ABC, activistas de esta ONG aseguran que acumulan los testimonios de emigrantes que expresan su miedo «a que conforme puedan ser socorridos en el mar por los marroquíes, sean deportados a su país de origen... o a cualquier otro», puesto que esa es la experiencia que les están llegando de otros que han corrido esa suerte.

Esta semana, este diario publicaba los datos que confirman que, por primera vez desde que existen estadísticas, el país vecino ha auxiliado en el Mediterráneo, y por tanto llevado de vuelta a puertos marroquíes, a más inmigrantes que Salvamento Marítimo. La cifra aportada por el Ministerio del Interior de Rabat para todo 2019 es de 19.554 socorridos frente a las 17.688 contabilizadas por los medios españoles dependientes del Ministerio de Transportes. Esta implicación extraordinaria de Rabat en la contención de las llegadas de pateras a aguas y costas españolas ha contribuido a que las entradas irregulares del año pasado hayan sido la mitad que en 2018, un éxito en términos políticos que colectivos como la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) rebajan casi a la categoría de tragedia.

Precariedad y más muertos

Según han subrayado estos días, «el hecho de haber dejado en manos de Marruecos el rescate de embarcaciones en su zona SAR (Search and Rescue, traducido por «búsqueda y rescate») en condiciones absolutamente precarias» ha provocado «el incremento en términos relativos de las personas que han fallecido intentando alcanzar España». Su lógica es que si en 2018 fallecieron 1064 inmigrantes en el mar, con el más bajo volumen de llegadas de 2019 hubieran correspondido 551, pero se han contabilizado 34 más: 585 entre ahogados y desaparecidos.

Esta misma organización acusa al Gobierno de Pedro Sánchez de haber «subcontratado la represión por parte de Marruecos y el despliegue de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), y de estar «subvencionando las prácticas de violencia, maltrato y muerte en Marruecos contra la población subsahariana», entre otros, con «continuas redadas de deportación». Al respecto, Alarmphone refiere que son habituales los internamientos en centros de detención, dentro de los cuales la Asociación Marroquí de Derechos Humanos con base en Nador -provincia colindante con Melilla- nombra especialmente el de Arekmane, desde donde dice tener documentada la expulsión de inmigrantes que son llevados a Argelia, después a Niger y de allí a sus países de origen.

Esta misma asociación ha difundido fotos de un grupo de «35 subsaharianos que entraban en Melilla» pero que fueron «devueltos directamente a Marruecos» y «golpeados duramente» por los marroquíes. Según su versión, dos tuvieron que ser llevados al hospital. Esas personas también se pusieron en contacto con Alarmphone «porque tenían miedo a que les devolvieran, como así fue», señala una fuente de la ONG, que raramente recibe llamadas de auxilio desde las vallas.

Al margen de Marruecos, y en relación a los vuelos con destino a Mauritania que el Gobierno está activando para deportar inmigrantes llegados a las Islas Canarias, Alarmphone asegura que al menos dos de los cuatro reconocidos en 2019 transportaron a su vez a personas procedentes del CIE de Aluche (Madrid), que habían sido previamente transportadas al de Tenerife con este fin.