España

Dentro de la primera tienda física de AliExpress en Europa

Dentro de la primera tienda física de AliExpress en Europa

El gigante chino del comercio «online» instala en Arroyomolinos un singular espacio de venta al público que sirve de escaparate para sus marcas más tecnológicas

Cuando uno escucha que AliExpress, el gigante chino del comercio online, planea abrir una tienda física en Madrid, tal vez se imagina un bazar abarrotado de productos de toda clase, desde baratijas absurdas a lo último en tecnología móvil, algo así como la trastienda de Internet. La realidad es muy diferente. El primer punto de venta «offline» de la compañía en Europa, que abrirá sus puertas este domingo a mediodía en el centro comercial intu Xanadú de Arroyomolinos, se parece más a una moderna galería que a un almacén. En amplias mesas dispuestas a lo largo de un corredor diáfano, casi como escaparates en miniatura, los puestos de marcas como Huawei, Xiaomi o Samsung exponen sus productos como si se tratara de pequeñas obras de arte, muy al estilo de una tienda Apple (la empresa de la manzana mordida, por cierto, tiene también su «stand» en el local). Mientras, en el centro, patinetes eléctricos, drones y diversos productos forman «islas» de tecnología que salpican el local.

Con esta iniciativa la empresa busca introducir en Europa su idea del «New Retail», el comercio que fusiona la experiencia tradicional de compra «offline» con las ventajas del mundo digital. Un ejemplo de esta sinergia son los códigos QR que el cliente puede leer con su móvil en los productos, y que le redirigen a las especificaciones de la página web. Otro punto de encuentro son las promociones, que serán las mismas en el local físico que en su contrapartida digital, el portal web de AliExpress Plaza Xanadú, que echará a andar el mismo día de la inauguración de la tienda.

Un punto de entrada

«Al final lo que estamos haciendo es explorar un terreno nuevo. No hay muchas empresas que se dediquen a esto del "New Retail", así que vamos a experimentar mucho e intentar aprender», explica el director de operaciones de AliExpress en España, Eduardo Pisa. El mercado español se ha convertido rápidamente en uno de los puntos clave del comercio de la compañía; de hecho, es el tercer país del mundo en nivel de facturación, solo por detrás de Estados Unidos y Rusia. Por eso, al diseñar la estrategia para introducirse en Europa, nuestro país representaba un punto de entrada natural.

El espacio contará con mil referencias de productos de más de 60 marcas, tanto españolas (Cecotec), como internacionales (Samsung, Huawei, Apple). Busca ser, además, un escaparate para marcas asiáticas que aquí son menos conocidas, como Ugreen, que tienen en AliExpress su principal punto de venta fuera de las fronteras chinas. Siempre con un énfasis en la tecnología y la innovación. «La misión del grupo es ayudar a las Pymes a nivel mundial, a desarrollarse y ofrecerles una zona de influencia global. Hemos empezado con China, pero es lo mismo que estamos haciendo con España», dice Pisa. Se refiere al sitio web de AliExpress Plaza, que comercializa porductos de vendedores locales para mejorar, entre otras cosas, los tiempos de espera. La tienda de Xanadú es también una forma de darle visibilidad a esta iniciativa: para finales de año, pretenden contar con cerca de 10.000 vendedores españoles en la plataforma.

Uno de los «stands» de productos - JAIME GARCÍA

Entre los asistentes a la inauguración del domingo, que se prevé multitudinaria, se regalarán a los primeros en llegar «smartphones», patinetes eléctricos y «otras sorpresas» que desde la compañía no han querido desvelar. Además, todo el que adquiera algo recibirá un vale de descuento de 5 euros para su próxima compra. En el local habrá diversas zonas temáticas, como el área de videojuegos: un sofá frente a una pantalla plana donde los asistentes podrán probar las últimas novedades del sector; o AliExpresso, un puesto de café gratuito para los clientes. Además, la compañía prevé organizar encuentros con «influencers» y presentaciones de productos por parte de sus empresas colaboradoras.