España

Diario del coronavirus

Diario del coronavirus

«Son términos médicos, sociales y económicos que han entrado por mérito propio en el diccionario cultural del presente»

Pandemia, generosidad, crisis global, confinamiento, UME, desinfección, mascarilla, OMS, Wuhan, septicemia, RNA, contagio, miedo, protocolo sanitario, alarma, propagación, hipocondría, vulnerabilidad, virología, papel higiénico, aplausos desde el balcón a las 20h., contagio, febrícula, restricción, irresponsabilidad, prevención, nuevo orden mundial, cuarentena, toser, psicosis, ERTE, tragedia, neumonía, ensoñación, peste, verdugo, colapso, transmisión, mascarilla, liderazgo, muerte, teletrabajo, disnea, equivocación, masacre, secreción nasal, esperanza, incineración, anosmia… son términos médicos, sociales y económicos que han entrado por mérito propio en el diccionario cultural del presente. Al otro lado, muchas más noticias desde la oscuridad que estamos atravesando mientras desde las redes sociales surgen imágenes de humor a raudales y cuando leo un manuscrito cuya dedicatoria va dirigida a los payasos que guían la suerte del mundo. Y esto sigue con esta parodia de aislamiento, que no parecen quince días de vacaciones escolares, con la esperanza de ver que en unos meses el mundo no habrá cambiado gran cosa y continuarán las comidas pantagruélicas, los misterios gozosos, el festejo popular, los show televisivos, las corrupciones…

En este revoltijo, una frase de Stefan Zweig: «¿Desde cuándo los políticos prefieren las razones de la ética a las razones electorales?». Y al final del túnel, argumentos triunfalistas, populismos, poder estatal biacefálico, subversión, dioses paganos, interés antropológico, inclusión/exclusión social, combatientes y supervivientes, parias sin patria, revolución tecnológica, guerras de civilización, evolución de las especies, sordidez y la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas (de 10 de diciembre de 1948, Resolución 217 A) en versión reciclada, como un ideal común para todos los pueblos y naciones, considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo es para todos los miembros de la familia humana y bla, bla, bla y ja, ja, ja.