España

Cuarta noche de violentos disturbios en Barcelona

Cuarta noche de violentos disturbios en Barcelona

Los concentrados han levantado barricadas, con contenedores de basuras volcados, y han encendido hogueras en medio de la calzada

La Policía carga contra los radicales que asedian la Jefatura Superior de Vía Laietana

La Policía Nacional ha efectuado diversas cargas y ha disparado salvas para dispersar a un grupo de alborotadores y radicales que lanzan piedras y botellas y levantan barricadas frente a la Jefatura Superior de Policía en Barcelona. Los manifestantes, muchos de ellos con la cara tapada y encapuchados, se han concentrado esta tarde en la Via Laietana con la intención deavanzar hacia la Jefatura de la Policía Nacional, donde tres estudiantes han sido detenidos hace unas horas por arrojar objetos a los agentes que custodiaban el edificio policial.

Los concentrados han levantado barricadas, con contenedores de basuras volcados, y han encendido hogueras en medio de la calzada de la Via Laietana, tras las que se parapetan para arrojar objetos a la línea policial.

Además de piedras, los radicales lanzan bolas de acero con tirachinas a la línea policial. Los antidisturbios han respondido con salvas y han podido dispersar los radicales gracias al lanzamiento de pelotas de goma. Los disturbios se expanden a las calles aledañas mientras parte de los manifestantes se han refugiado en un hotel de la misma Via Laietana y en un parking adyancente. La policía, por su parte, ha utilizado también gas pimienta que hace irrespirable el ambiente en la plaza Urquinaona.

La concentración tiene lugar de forma simultánea a la masiva manifestación que ha reunido en el paseo de Gràcia de Barcelona a miles de personas procedentes de las llamadas Marchas por la Libertad que en los últimos días han recorrido Cataluña en protesta por la condena a los líderes del procés.

Más de veinte furgones antidisturbios de la Policía Nacional se han desplegado a lo ancho de la Via Laietena para impedir el paso a los manifestantes, que les han arrojado piedras, bengalas, elementos de pirotecnia, botellas de cristal y otros objetos contundentes.

También se han desplazado con los furgones policiales en «carrusel» por la calzada de la Via Laietana para forzar la dispersión de los manifestantes, maniobras que de momento no han tenido éxito.

Los disturbios se han propagado también al Portal del Angel, una cèntrica calle comercial en la que cientos de manifestantes han señalado a un supuesto infiltrado y lo han insultado mientras lo perseguían. A esas horas muchos comercios ya habían bajado la persiana. .