España

Cosechón de cereal en Castilla y León

Cosechón de cereal en Castilla y León

Con 8,4 millones de toneladas, es la segunda campaña con mayor producción en 35 años

La cosecha de cereal en Castilla y León de este año alcanza los 8,4 millones de toneladas, lo que supone la segunda mayor cantidad de los últimos 35 años, y bate récord en rendimiento de los cultivos de cebada y trigo, con una producción media de unos 4.600 kilos por hectárea.

Los datos de la cosecha los ha dado a conocer este miércoles en Cañizo de Campos (Zamora) el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, unas cifras «magníficas» de la cosecha junto a representantes de las principales organizaciones agrarias y la unión regional de cooperativas Urcacyl.

Carnero ha subrayado que la cosecha de este año supera en un 65 por ciento la del ejercicio pasado y en un 45 por ciento la media del último lustro, y en el análisis desde 1985 únicamente se ha registrado una cosecha mayor en 2008, cuando se recogieron un millón de toneladas más de cereal.

Los datos, según el titular de la Consejería de Agricultura de Castilla y León, «evidencian una magnífica cosecha».

Vienen a corroborar que Castilla y León sigue siendo «el granero de España», una comunidad autónoma que produce el 40 por ciento del cereal español, ya que en el conjunto del país se han cosechado 20,4 millones de toneladas.

En cuanto al rendimiento por hectárea, el dato obtenido esta campaña es el mejor de los últimos 35 años tanto en cebada, que es el cereal más cultivado, como en trigo, que es el segundo en importancia cuantitativa, con unos 4.600 kilos por hectárea cosechados de cada uno de estos cereales.

Las cifras del conjunto de cereales de invierno también son las mejores desde 1985, con una media de 4.454 kilos por hectárea de cultivo, que en el caso de la cebada asciende a 4.603; frente a 4.600 kilos por hectárea de trigo duro; 4.581 en trigo blando; 3.670 en triticale; 3.582 en avena; y 3.118 en centeno.

Los buenos datos de la temporada son consecuencia de una climatología favorable, con un invierno cálido y lluvioso y una primavera también con abundancia de lluvia.

La campaña hubiera sido redonda de no haber sido por el exceso de calor de finales de mayo y principios de junio, que provocó que el grano no cuajara tanto como se preveía.

El valor de la producción de cereal en Castilla y León se estima en 1.300 millones de euros, lo que el consejero de Agricultura ha puesto como ejemplo de lo que el sector aporta al enriquecimiento económico de la Comunidad autónoma.

Los datos de producción por provincias sitúan a Burgos a la cabeza, con 1,95 millones de toneladas, seguida de Valladolid y Palencia, con 1,51 y 1,4 millones de toneladas.

En cuanto a rendimiento por hectárea, Burgos fue también la provincia que más producción logró en relación a la superficie de cultivo, con 5.158 kilos por hectárea de cereal, seguida de Palencia (4.787), Valladolid (4.668) y Zamora (4.309).

El contraste a los buenos datos está en el precio actual, según han resaltado los representantes de las organizaciones agrarias, que los han atribuido a la especulación y han recomendado esperar al menos dos meses antes de vender la cosecha para esperar a que suban los precios.