España

Condenados dos de los tres miembros de La Manada a tres años más de prisión por grabar la violación de Pamplona

Condenados dos de los tres miembros de La Manada a tres años más de prisión por grabar la violación de Pamplona

Dos de los jóvenes sevillanos conocidos como La Manada, el ex guardia civil Antonio Manuel Guerrero y el ex militar Alfonso Cabezuelo, han sido condenados hoy por la Audiencia Provincial de Navarra a tres años y tres meses de cárcel y 5.670 euros de multa por un delito contra la intimidad por las grabaciones de la agresión sexual que hicieron con sus teléfonos móviles. Los otros tres encausados han sido absueltos.

La pena se suma a los 15 años de prisión por un delito continuado de violación que les impuso el Tribunal Supremo el pasado mes de junio, con lo que el total de la condena asciende a más de 18 años de prisión para Alfonso Cabezuelo- y a más de 20 en el caso de Antonio Manuel Guerrero, que fue sentenciado a dos años más de prisión por el robo del móvil de la víctima.

En la sentencia, que puede ser recurrida, los magistrados han impuesto las penas máximas de prisión solicitadas por las acusaciones, la particular, ejercida por la víctima, y las dos populares, ejercitadas por el Gobierno Foral y el Ayuntamiento de Pamplona, así como la mayor multa, reclamada en este caso por las dos acciones populares.

La vista para dirimir este delito que quedaba pendiente del caso de la violación grupal de los Sanfermines de 2016 se ha llevado hoy a cabo a puerta cerrada y la resolución ha sido tomada por los tres mismos magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra que juzgaron el caso en primera instancia en noviembre de 2017. José Francisco Cobo, Raquel Fernandino y Ricardo González decidieron entonces condenar a los cinco sevillanos -con el voto particular partidario de la absolución de González- a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual con prevalimiento, pero no entraron a valorar el delito contra la intimidad por las imágenes de la violación que dos de los condenados -Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Cabezuelo- captaron con sus móviles.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que emitió sentencia tras los recursos de las partes, ratificó la condena por abusos sexuales pero ordenó además que la Audiencia Provincial de Navarra dictara sentencia sobre el delito contra la intimidad cuando la resolución fuera firme, es decir, después de que el Supremo se pronunciara.