España

Combatir la pobreza infantil, una prioridad para la Diputación de Toledo

Combatir la pobreza infantil, una prioridad para la Diputación de Toledo

En 2020 destinará 500.000 euros a un programa que desarrolla desde hace cinco años con Cruz Roja y la Consejería de Bienestar Social

Coronavirus, última hora

El Gobierno de la Diputación de Toledo destinará 500.000 euros en 2020 a combatir la pobreza infantil en la provincia a través de las ayudas de este programa especialmente significativo en un momento delicado como el que se está viviendo debido a las consecuencias del Covid-19.

La sensibilidad del Gobierno provincial vuelve a quedar de manifiesto a través del programa de «Ayudas de urgencia social para atender necesidades de las familias con hijos menores a su cargo que se encuentran en situación de necesidad o vulnerabilidad infantil». Este año beneficiará a cientos de familias toledanas que recibirán las ayudas contempladas en esta iniciativa pionera, con el fin de solucionar situaciones de emergencia social que afectan a núcleos de población sensible y que se han visto agravadas por la crisis sanitaria del coronavirus.

Un programa que la Diputación de Toledo desarrollará, por quinto año consecutivo, en colaboración con Cruz Roja y la Consejería de Bienestar Social y que podrá atender a más de 500 familias toledanas.

El medio millón de euros lo invierte la Diputación en luchar contra la desigualdad y mejorar las condiciones de vida y bienestar de los ciudadanos, y muy especialmente de aquellas familias con menores a su cargo y mayor vulnerabilidad, cumpliendo así con su compromiso de poner a las personas en el centro de su acción política.

Fruto de esta colaboración institucional, las familias beneficiadas de estas ayudas podrán adquirir bienes o servicios de primera necesidad, como alimentos básicos, elementos de limpieza, aseo personal, vestido y calzado; hacer frente al pago de suministros básicos como electricidad, agua, gas o teléfono, entre otros; sufragar gastos relacionados con necesidades de salud o educativas.

Además de esta medida, la Diputación de Toledo va a colaborar con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha aportando un millón de euros al programa de Ayudas de Emergencia Excepcional que el Gobierno regional pondrá en marcha para personas con dificultades económicas y que en la provincia de Toledo podrán beneficiar a unas 3.800 familias sin ingresos.