España

Ciudadanos se desmarca de la hostilidad de PP y Vox y tiende la mano a Sánchez

Ciudadanos se desmarca de la hostilidad de PP y Vox y tiende la mano a Sánchez

Ciudadanos ha consumado un giro estratégico que le aleja definitivamente de la hostilidad que están emprendiendo el PP y Vox contra Pedro Sánchez a cuenta de la crisis del coronavirus. Ayer, apoyó en el Congreso dos de los tres reales decretos del Gobierno tras una negociación previa en el que se pactaron una serie de contrapartidas; y hoy es el partido de la oposición que muestra un mayor interés en que los Pactos de la Moncloa en versión 2020 puedan fructificar en un acuerdo sincero entre las fuerzas políticas, las comunidades autónomas y los agentes sociales.

El cambio de actitud es muy notable, como demostró la exposición sosegada y "constructiva" de Edmundo Bal en el largo debate en el Congreso y como ha certificado este Viernes Santo la líder del partido, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa telemática, donde la tónica ha sido tender la mano a Sánchez para alcanzar acuerdos y consensos.

"Ciudadanos está donde debe estar. En el centro, en la oposición responsable y útil", ha reivindicado Arrimadas, en un tono alejado de la última época de Albert Rivera y del que ella misma mantenía en los primeros pasos de la legislatura. Así, se ha comparado implícitamente con PP y Vox: "Hay un partido exigente que está consiguiendo cosas desde la oposición". Y ha explicado en su negociación con el PSOE "arrancó" al Ejecutivo el compromiso de suspender las liquidaciones trimestrales de impuestos o la flexibilización de los ERTE para que puedan ir más allá de la fecha de finalización del estado de alarma.

Aunque Arrimadas no ha querido reconocer expresamente un cambio de estrategia en Cs, sí que ha manifestado que su "obligación moral" en esta crisis es actuar con "sentido de Estado" y de forma "constructiva". "Ayer optamos por la opción más útil", ha recalcado, porque haberse "quedado en el no" era, en su opinión, generar una "incertidumbre tremenda".

La líder de Ciudadanos ha subrayado que su "mano tendida" al Gobierno es "muy crítica y muy exigente" y que por ello va a seguir presionando a Sánchez para que cuente con la oposición, la informe de las medidas y, por encima de todo, que las consensúe.

Exige a Sánchez "aislar" el "populismo"

En este sentido, asume la cita de la próxima semana para una reedición de los Pactos de la Moncloa con un espíritu propositivo y muy distinto al de PP y Vox. Los de Pablo Casado rechazan categóricamente estos pactos y los de Santiago Abascal, además de que es muy probable que ni siquiera acudan al encuentro, han dado por rota toda relación con Sánchez hasta que no dimita. Con estas posiciones hostiles al entendimiento con el Gobierno, Ciudadanos parece haber encontrado una autopista libre de tres carriles para moverse y recuperar la influencia perdida ante un Sánchez necesitado de votos en el Parlamento.

Arrimadas, que propuso hace ya varias semanas unos pactos "para la reconstrucción" después del coronavirus, ha dicho que Ciudadanos acudirá a la cita con exigencias firmes para que Sánchez "aísle" la "improvisación", los "globos sonda" y las medidas "populistas". Porque España necesita un plan "completo" y no "piezas sueltas". Por ello, ha retado al presidente del Gobierno a demostrar que de verdad la cita de la próxima semana es sincera y que quiere "consensuar" medidas y no hacerse "sólo una foto para cubrir el expediente". Así, ha advertido de que todo el peso y la responsabilidad del éxito o el fracaso de esos pactos está en el Gobierno "y concretamente en Pedro Sánchez", porque su papel es impulsar el acuerdo y favorecer que hay un pacto entre partidos, comunidades autónomas y agentes sociales.

"No hay tiempo que perder ni oportunidad que ignorar. Si tenemos la oportunidad de que el Gobierno gire y cambie y que pase a una etapa de consenso y moderación yo voy a intentar aprovecharla", ha subrayado. "No sé qué harán los demás pero desde luego que nosotros lo vamos a intentar".