España

Ciudadanos reprocha a Sánchez su «ronda de consultas B» con un partido, ERC, que ni siquiera acude a Zarzuela

Ciudadanos reprocha a Sánchez su «ronda de consultas B» con un partido, ERC, que ni siquiera acude a Zarzuela

Arrimadas trasladará al Rey la opción de los 221 escaños

Ciudadanos (Cs) sigue presionando a Pedro Sánchez para que abandone las negociaciones con ERC y vire hacia el constitucionalismo. De momento, los socialistas hacen caso omiso. Esta misma mañana han emitido un comunicado conjunto el PSOE, el PSC –con estatus de partido independiente– y los independentistas republicanos, después de reunirse en Barcelona, en el que reconocen la existencia del «conflicto político sobre el futuro de Cataluña».

Es decir, en palabras de la portavoz de la Gestora de Cs, Melisa Rodríguez, Sánchez «ha comprado el mantra» de los separatistas. En el marco mental que el secesionismo trata de imponer, existe un conflicto político entre dos partes: el independentismo y el constitucionalismo, pero también «el pueblo catalán» y el «Estado español». En esa línea avanza la nota difundida hoy por PSOE, PSC y ERC, sin llegar a ser tan explícita, pero alejada de la idea defendida por los socialistas en la campaña electoral: «En Cataluña no hay un problema de independencia sino de convivencia».

Con el preacuerdo para un gobierno de coalición con Podemos, Sánchez se obliga prácticamente a depender de ERC en la investidura. Y en las negociaciones, conscientes de su posición de fuerza, los independentistas intentarán obtener las mayores concesiones posibles como contrapartida a un hipotético apoyo –vía abstención– a la investidura del secretario general del PSOE.

Por ello, Rodríguez ha lamentado esta tarde tras la reunión de la Gestora de Cs que Sánchez haya emprendido «una ronda de consultas B con ERC». «Cabe destacar que un partido que ha renunciado a reunirse con el Rey es su socio preferente», ha subrayado Rodríguez, que ha insistido en señalar la «vía Arrimadas» como la mejor opción posible para España. La portavoz de Cs en el Congreso, que será quien acuda mañana como representante liberal a la ronda de consultas del Rey, le trasladará la apuesta por esos 221 escaños.

Giro en Cs

Cs ha pasado en unos meses de «empujar» a Sánchez a pactar con Podemos y los nacionalistas a tomar la iniciativa para tratar de que el socialismo cambie de criterio. Sobre la mesa, ya hay una oferta formal de Inés Arrimadas para reunirse con el presidente en funciones y explorar la opción de negociar el respaldo del PP, Cs y Navarra Suma a su investidura.

La portavoz de la Gestora de Cs ha recordado que el Comité Federal del PSOE, después de las elecciones de 2015, aprobó una resolución con la que se negaba a negociar con formaciones que incluyesen en su programa la promesa de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. En aquel entonces, el Comité Federal lo hizo pensando en Podemos, pero ahora Sánchez negocia abiertamente con ERC, cuyo líder está en prisión por delitos de sedición y malversación.

«Me gustaría preguntarle a Sánchez por cuánto nos va a vender a todos los españoles por seguir un tiempo más en Moncloa», ha dicho Rodríguez, quien ha ironizado al aseverar que será Gabriel Rufián, el portavoz de ERC en el Congreso, quien decida si los extremeños tienen o no un tren digno.