España

Casimiro Curbelo apela al diálogo entre el España y Marruecos para solucionar el conflicto por las aguas canarias

Casimiro Curbelo apela al diálogo entre el España y Marruecos para solucionar el conflicto por las aguas canarias

El portavoz de Agrupación Socialista Gomera en el Parlamento cuestiona la decisión del reino alauí y pide al Gobierno central la defensa de los intereses del Archipiélago a pesar de estar «atravesando una situación difícil» en el ámbito sociosanitario

El Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG) ha apelado al diálogo entre el Gobierno central y el Reino de Marruecos para alcanzar un acuerdo con respecto al conflicto por la extensión de las aguas marroquíes y el posible solapamiento con el ámbito canario. El portavoz del grupo, Casimiro Curbelo, ha insistido este miércoles, día 1 de abril, en que «el Estado, ante este escenario, debe actuar con firmeza para defender los intereses, tanto españoles, como de nuestro archipiélago».

«Nos ampara el derecho internacional y, ante una decisión de estas características, el acuerdo debe ser consensuado entre los dos países implicados, en ningún momento se puede actuar de forma unilateral», reiteró el diputado gomero. «Confío en que el Gobierno de Pedro Sánchez realice las labores oportunas para alcanzar un acuerdo y que, finalmente, no se vean perjudicados nuestros intereses, como así le ha trasladado estos días al Ejecutivo canario», aseveró.

Asimismo, el portavoz de ASG recordó el compromiso alcanzando en este sentido el pasado mes de enero entre Marruecos y España, durante la visita de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya. «No podemos bajar la guardia, tenemos que seguir vigilantes para defender nuestras aguas y, en caso de que se vulneren nuestros derechos, debemos acudir a instancias internacionales», argumentó.

A juicio de Curbelo, la publicación oficial de las leyes aprobadas por el parlamento alauí, que tuvo lugar este martes, «no ha sido oportuna en el tiempo, teniendo en cuenta la difícil situación que estamos atravesando», desde el punto de vista principalmente sanitario, pero también social y económico. No obstante, insistió en que «no vamos a bajar la guardia en ningún momento, puesto que la defensa de nuestras aguas y nuestros intereses es irrenunciable», apostilló.

«Esta actuación del Reino de Marruecos es una injerencia intolerable que la han de frenar los organismos internacionales; un oportunismo político impropio de un país vecino y, por lo tanto, debemos exigir que respete las reglas de juego del derecho internacional», concluyó el portavoz de ASG en el Parlamento regional.