España

Casado ve en el triunfo de Feijóo su «mejor aval» para llegar cuanto antes a La Moncloa

Casado ve en el triunfo de Feijóo su «mejor aval» para llegar cuanto antes a La Moncloa

Defiende la necesidad de que el PP mantenga las alianzas con Ciudadanos para formar una gran mayoría moderada, que abarque a socialdemócratas desencantados por la deriva radical de Sánchez

Pablo Casado ha presidido este miércoles el Comité Ejecutivo Nacional, en el que se ha celebrado la victoria en Galicia por mayoría absoluta, y se ha subrayado la necesidad de impulsar el PP en el País Vasco. Casado ha elogiado el triunfo de Alberto Núñez Feijóo en las elecciones gallegas: «Tu victoria es nuestro mejor aval para llegar cuanto antes al Gobierno de España».

En su intervención ante la Ejecutiva nacional del PP, Casado ha recordado que «los éxitos electorales del PP en Galicia han precedido siempre a las victorias del partido en las elecciones generales». Ocurrió en 2009, cuando Feijóo ganó por primera vez, y a penas dos años después Mariano Rajoy llegó a La Moncloa por mayoría absoluta.

Casado ha elogiado a Feijóo por ser un «brillante gestor», y ha dejado claro que la receta que ha utilizado en Galicia es la del PP «aquí y en todas partes, ahora y siempre». En ese sentido, ha subrayado que el PP siempre ha estado en la moderación. El presidente del PP ha defendido una oposición «firme, responsable y moderada en el tono y contundente en el contenido», y ha pedido a los suyos que no muerdan el anzuelo que les pone la izquierda sobre la crispación.

Según Casado, en España hay una clara radicalización de la izquierda hacia el nacionalismo y el independentismo, y frente a ello ha defendido que el PP debe ensancharse en el centro: «Es lo que hemos hecho esta campaña», en referencia a la alianza con Ciudadanos en el País Vasco.

En esa estrategia centrista, ha defendido el acuerdo con el partido de Inés Arrimadas en el País Vasco, y ha señalado que si los dos partidos hubieran ido juntos en las generales de noviembre, ahora estarían gobernando en La Moncloa. En esa misma línea, Casado se ha mostrado partidario de seguir buscando alianzas, aunque no ha entrado en detalles. La próxima cita electoral serán las autonómicas catalanas.

El líder del PP quiere un partido que sea «la fuerza tranquila que ampare a todos los españoles moderados, incluidos los socialdemócratas que se sienten huérfanos por la deriva extremista de esta Partido Socialista».

Casado ha dado todo su apoyo a un «gigante moral» como Carlos Iturgaiz, y ha recordado que con menos de un 2 por ciento, Vox ha conseguido un escaño por Álava, pero ha impedido que el constitucionalismo ganase dos.