España

Carles Puigdemont busca cómo visitar a los presos del 1-O en Lledoners

Carles Puigdemont busca cómo visitar a los presos del 1-O en Lledoners

Carles Puigdemont quiere aprovechar la inmunidad que goza como eurodiputado, al menos hasta que la Cámara decida sobre el suplicatorio del Tribunal Supremo, para protagonizar una serie de actos de fuerte eco mediático que hagan zozobrar el acuerdo entre Pedro Sánchez y Oriol Junqueras, con quien se disputa el liderazgo separatista. Una vez anunciada la presencia del ex president el 29 de febrero en un mitin en la localidad francesa de Perpiñán, considerada por los nacionalistas como la capital de la Cataluña norte, estudia ahora la manera de entrar en Cataluña para visitar a los presos del 1-O.

Con el debate abierto de si será detenido al pisar suelo español pese a tener inmunidad como eurodiputado, Puigdemont y su equipo jurídico buscan la fórmula de blindar al ex president si decide poner pie en suelo español. El propio Puigdemont apuntó hace unas semanas en una entrevista radiofónica una posible vía: la organización de una delegación de eurodiputados que visite oficialmente a los políticos independentistas que están en la prisión de Lledoners y de la que él formaría parte.

Parapetado en un viaje oficial su detención por parte de España sería más difícil, entiende el entorno de Puigdemont. Y de producirse, provocaría un gran revuelo diplomático y ayudaría a «internacionalizar el conflicto». Justamente uno de los objetivos del líder independentista desde que se instaló en la localidad belga de Waterloo huyendo de la Justicia. Además, el ex president cumpliría así su promesa de que «algún día» regresaría a Cataluña. Y respondería también a las críticas de algunos sectores independentistas por «haber abandonado» a su suerte a parte del que fuera su Gobierno.

Con ese fin, Puigdemont y su entorno, confirman varias fuentes de la Eurocámara, ya han empezado a sondear a los diputados de partidos afines, como sus grandes aliados de la ultraderecha belga de la N-VA, la Liga de Salvini, el Sinn Féin irlandés y toda la rama de formaciones populistas de derecha e izquierda, amén de nacionalistas que están presentes en el Parlamento Europeo. «Está hablando con ellos, aunque dudo de que al final se atreva a entrar en España porque sería detenido», asegura un eurodiputado.

"Gamberradas de JxCat"

Cabe recordar que el dirigente independentista consiguió a finales de noviembre el apoyo de 40 eurodiputados que suscribieron una carta, dirigida a la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para que actuara como «mediadora y encontrara una solución política en Cataluña». Sobre el debate de si goza de inmunidad en España o será detenido, el plan de Puigdemont ha recibido el aval público del ex juez Baltasar Garzón, quien afirmó que la inmunidad es inviolable en todo el territorio de la UE, «se desplace donde se desplace». Para Garzón, esta inmunidad se vería aún más reforzada en una delegación oficial de eurodiputados.

«Ha llegado la hora de las gamberradas de JxCat», admiten fuentes de ERC tras la decisión del Tribunal Supremo de inhabilitar a Quim Torra como diputado. Con actos como el de Perpiñán, en el que el llamado Consejo por la República pretende congregar a 50.000 personas, o una posible visita a las cárceles catalanas, Puigdemont intenta mantener el liderazgo del independentismo frente a Junqueras. Ha empezado la cuenta atrás de unas elecciones catalanas en las que JxCat y ERC se disputarán el control de la Generalitat.