España

Calvo ve "lógico" incluir a Iglesias en el control del CNI y Vox alerta del "peligro" de dar un "arsenal" a un "pirómano"

Calvo ve

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido como algo "bastante lógico" la inclusión de Pablo Iglesias como miembro permanente en la comisión que controla al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), pese al malestar generado en la Seguridad del Estado. Sin embargo, Vox le ha reprochado amargamente esta decisión y ha alertado del "peligro" de haber entregado a un "pirómano" un "arsenal de gasolina y cerillas".

El acceso de Iglesias a las reuniones del CNI, adelantado el pasado sábado en exclusiva por EL MUNDO, ha saltado a la sesión de control al Gobierno en el Congreso -con él ausente del hemiciclo por enfermedad-, y con ello han aflorado las suspicacias y los recelos acerca de su idoneidad para acceder a los secretos y a las operaciones de los servicios de inteligencia.

Calvo no ha querido darle más trascendencia y lo ha revestido de total normalidad. Así, ha justificado escuetamente que la inclusión del líder de Unidas Podemos se debe a que es un vicepresidente segundo dentro de un Gobierno de coalición y, por tanto, "resulta bastante lógico que también esté presente en esta comisión del Gobierno".

Pero para Vox dar acceso a la "ultraizquierda" a este foro tan delicado para el Estado resulta alarmante porque "avanza por las sendas que ya recorrieron sus amigos en las repúblicas bolivarianas: controlar la educación, los medios de comunicación y los servicios de inteligencia". "Esto es un peligro para nuestra nación", ha advertido el diputado Julio Utrilla, que es quien ha preguntado a la vicepresidenta primera, "porque la ultraizquierda de este país quiere traer a España lo que se vivió" en Venezuela.

El parlamentario de Vox se ha preguntado "por qué un ministro tan social tiene tanto afán" en ocupar ese cargo y ha recordado que "el sueño que nunca ocultó" desde que Iglesias pisó el Congreso siempre había sido ser el "controlador del CNI".

Utrilla ha dirigido sus críticas contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su "irresponsabilidad", su "falta de escrúpulos" y su "idolatría" al dar acceso a Iglesias a los asuntos "más críticos y sensibles del Estado" y ha recalcado que es una "insensatez" que no deja dormir a su partido sabiendo que se ha entregado un "arsenal de gasolina y cerillas" a un "pirómano" como él.

Calvo ha replicado a Vox poner en duda la legitimidad y la legalidad del Gobierno y ha ironizado acerca de su rechazo a esta decisión porque considera que estarán durante toda la legislatura en contra de todo lo que hagan.

"A lo mejor lo que a ustedes no le gusta son las urnas y sus resultados ni lo que ha ocurrido durante 42 años en este país. A lo mejor le gusta más lo que ocurrió 40 años antes de la democracia. A lo mejor es el problema que tienen ustedes", ha concluido Calvo su intervención, achacando a Vox preferir el franquismo.