España

Batet cede y acepta convocar una sesión de control al Gobierno

Batet cede y acepta convocar una sesión de control al Gobierno

La presidenta de la Cámara también acepta levantar la suspensión de los plazos reglamentarios

La presión de la oposición ha surtido efecto y la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha aceptado convocar una sesión de control al Gobierno para el miércoles que viene, tan solo unas horas después de que el Ejecutivo defendiera que ya cumplía con la obligatoria rendición de cuentas ante el Congreso.

Esta tarde, durante la Junta de Portavoces, el Partido Popular ha redoblado su ofensiva contra la paralización de la actividad parlamentaria y ha exigido la recuperación del control al Gobierno tras la Semana Santa. Vox se ha posicionado de la misma manera y Bildu, en la órbita de los socios del Ejecutivo, ha trasladado la misma reivindicación.

La presidenta del Congreso también ha aceptado levantar la suspensión de los plazos reglamentarios a partir del próximo lunes 13 de abril. Esta medida, adoptada por la Mesa de la Cámara con el voto en contra del PP y Vox, mantenía paralizados los tres decretos-ley que el pleno acordó tramitar como proyectos de ley por la vía de urgencia el pasado 24 de marzo e impedía a la oposición que planteara enmiendas a los mismos.

La paralización de los plazos ha liberado, además, al Gobierno de contestar las preguntas escritas de los grupos parlamentarios, remitirles informes o cualquier tipo de documentación solicitada lo que limitaba su capacidad de iniciativa y control.