España

Batet alega que sus decisiones no son recurribles para mantener los juramentos de los independentistas

Batet alega que sus decisiones no son recurribles para mantener los juramentos de los independentistas

PP y Vox recuerdan que la presidenta tiene potestad única en el Pleno pero que sus actos, como los de cualquier cargo, son recurribles a posteriori

Los polémicos juramentos de la Carta Magna realizados por los independentistas el día de la constitución de Las Cortes se están convirtiendo en un quebradero de cabeza para la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet.

La política socialista ha intentaado zanjar esta mañana el debate sobre la validez de los mismos de forma abrupta, no admitiendo a trámite los escritos presentados por el PP, Vox y Cs denunciando que no se ajustaron a la legalidad.

Pero el argumento utilizado por Batet ha generado casi más polémica ya que la presidenta ha argumetnado que sus decisiones no son recurribles para ni siquiera dar trámite a la queja de los tres partidos de derechas.

La vicepresidenta popular, Ana Pastor, ha recordado que el Reglamento de la Cámara otorga a la presidenta la potestad única de decisión en el interior del hemiciclo pero ha subrayado que ello no quiere decir que esas mismas actuaciones no puedan ser recurridas a posteriori si han contravenido la legalidad.

En la misma línea se ha expresado el vicepresidente cuarto y representante de Voix, Ignacio Gil Lázaro, advirtiendo que ningún artículo del Reglamento establece ese blindaje posterior para Batet.

Ambos han recordado que la Constitución establece que las decisiones de cualquier poder o cargo público podrán recurrirse, y que ninguna institución está por encima de ello.