España

Basuras, coches C y el «parking» de Retiro: las brechas entre PP y Cs en el Ayuntamiento de Madrid

Basuras, coches C y el «parking» de Retiro: las brechas entre PP y Cs en el Ayuntamiento de Madrid

En el pleno del martes se dirimirá si se impone la tesis de Almeida o la de Villacís

El debate sobre la construcción de un aparcamiento subterráneo bajo la avenida de Menéndez Pelayo, junto al parque de El Retiro, se coló ayer en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Después de que el concejal-presidente del distrito, Santiago Saura (Cs), tildase el pasado martes de «perjudicial» e «innecesario» el proyecto que el propio alcalde, José Luis Martínez-Almeida, anunciase en enero, la tensión entre ambos partidos es palpable. De nuevo, Medio Ambiente y Movilidad es la concejalía que distancia a ambos partidos, con y sin los micrófonos abiertos. Ya son tres las brechas abiertas en la coalición PP-Cs a cuenta de las decisiones que se toman en el área que dirige Borja Carabante.

Los de Villacís han rechazado en el Pleno hasta en tres ocasiones el acuerdo para recibir las basuras de la Mancomunidad del Este en Valdemingómez. Tras semanas de tiranteces, un escrito de la Comunidad de Madrid y la necesidad de evitar la declaración de emergencia sanitaria en la región obligó a la capital a asumir 200.000 toneladas de residuos extra anuales en la planta de Villa de Vallecas.

Aunque en aquella ocasión la tesis de Martínez-Almeida se impuso, quizá forzados por una instancia superior, Cs no está dispuesto a volver a dar su brazo a torcer y vetará una de las medidas clave en la estrategia anticontaminación Madrid 360. El regidor desgranó el pasado 30 de septiembre los ejes de un plan que contemplaba la puesta en marcha de dos líneas de autobuses cero emisiones y gratuitos por el centro -activos desde el martes- y el permiso a los vehículos con etiqueta C con dos o más ocupantes para acceder a Madrid Central.

Para que se aplique esta última medida necesita modificar la Ordenanza de Movilidad y, por tanto, precisa de la mayoría en el Palacio de Cibeles, y Villacís ya ha expresado que votará en contra. Martínez-Almeida sostiene que esta excepción «permitirá reducir el número de vehículos y por tanto la contaminación». Sin embargo, para Cs levantar la prohibición a los coches de alta ocupación es «una regresión» y su posición es «innegociable». Aunque el alcalde cree que aún tiene margen para «convencer» de las «bondades» de la medida a la vicealcaldesa, ella fue muy tajante la última vez que se debatió el asunto en Cibeles. Por lo que, salvo sorpresa de última hora, cuando toque dirimirlo, Cs votará junto a la izquierda.

Este martes, si nada cambia, la formación naranja volverá a posicionarse junto a Más madrid y PSOE para echar para atrás el aparcamiento de mil plazas de Menéndez Pelayo. Desde que se presentó el proyecto, Cs ha sustituido el silencio por las dudas manifiestas hacia esta intervención a medida que ha ido creciendo la oposición vecinal en el distrito.

Dudas sobre la demanda

Mientras que Villacís niega la existencia de demanda de plazas de estacionamiento que avalen su construcción, desde el PP defienden que tienen la «constatación» de que sí la hay. Según indicó ayer la portavoz del Gobierno, Inmaculada Sanz (PP), el Área de Medio Ambiente está finalizando los informes encargados que «avalan» esta premisa. «Lo presentaremos una vez finalizado a todos ustedes y ahí estarán los estudios, hechos por técnicos y profesionales», incidió.

Sanz insistió en que «es una propuesta positiva para la ciudad», pero admitió que «no es un asunto que esté cerrado». El PP arguye que el aparcamiento mejorará el tráfico en la zona, ya que, afirman, al eliminar plazas en superficie, se reducen trayectos innecesarios para buscar estacionamiento. El objetivo del Consistorio es alcanzar «un punto de acuerdo», pese a que reconoció que «es difícil lograr una posición unánime de todos los vecinos». El martes se conocerá si PP y Cs encuentran por el centro el punto en común o si, por el contrario, aumentarán la grieta en el Gobierno municipal.