España

Aumenta en Valencia una enfermedad que transmiten animales y ya septuplica la media nacional

Aumenta en Valencia una enfermedad que transmiten animales y ya septuplica la media nacional

Los veterinarios alertan de que los casos de leishmaniosis se han duplicado en cinco años

El número de casos de la leishmaniosis, una zoonosis o enfermedad animal que se transmite a las personas, ha aumentado en la Comunitat Valenciana, donde es siete veces superior a la media nacional, según ha informado el Consejo Valenciano de Colegio de Veterinarios citando un informe de la Conselleria de Sanitat.

Los datos del último Informe Epidemiológico de Enfermedades Transmitidas por Vectores de 2018, elaborado por la conselleria, han alertado, según los veterinarios, que "no es un fenómeno coyuntural, ya que los casos en personas han pasado de 87 en 2013 a 174 cinco años después".

La información de la Red de Vigilancia Epizootiológica, que comenzó a funcionar también en 2018, indica que esta enfermedad parasitaria es también "la zoonosis más diagnosticada y más veces comunicada por los veterinarios a este registro".

Más controles

Por ello, el Consell Valencià de Col·legis Veterinaris (CVCV) ha pedido que "la obligatoriedad de identificar a los perros ya vigente se extienda a los hurones y gatos para así mejorar el control epidemiológico de esta enfermedad y de la rabia".

Según explica la presidenta del CVCV, Inmaculada Ibor, "al contar con información sobre esta enfermedad y sobre la de la rabia, mejoraría el control epidemiológico de ambas. La Unión Europea solo considera válida la vacuna de rabia si se realiza con posterioridad a la identificación y se da la incoherencia de que en la Comunitat esta vacunación es obligatoria para perros, gatos y hurones y la identificación solo lo es para perros".

La petición de los colegios de veterinarios se ha producido después de que el veterinario valenciano Jacobo Giner confirmara, en un estudio publicado en la revista "Veterinary Parasitology", el primer caso "Leishmania infantum" en un hurón doméstico infectado en una zona endémica como España, donde frecuentemente se detecta esta enfermedad en perros y, con menor intensidad, en gatos.

Ibor aclara que "si los hurones y gatos estuvieran identificados y registrados en el Registro Informático Valenciano de Identificación Animal (RIVIA) podríamos comparar los casos comunicados por las clínicas a esta red con los notificados por los centros de salud en personas, lo que ayudaría a decidir estrategias para prevenir esta y otras posibles zoonosis".