España

Así fue el primer día de Urdangarin como voluntario: «Lo que más necesita es encontrar normalidad»

Así fue el primer día de Urdangarin como voluntario: «Lo que más necesita es encontrar normalidad»

El director del Hogar Don Orione, Francisco Sánchez, repasa con ABC sus primeras impresiones de la labor del esposo de la Infanta Cristina

El primer día de Iñaki Urdangarin como voluntario dejó un segundo protagonista. Se trata de Francisco Sánchez, el director del Hogar Don Orione, que analiza con ABC cómo fue el primer día de su permiso carcelario.

«Todos los trabajadores han dicho lo normal que es. Es una persona más. Además se portó haciendo unas tareas que no son fáciles», destaca Sánchez. El responsable del centro reconoce que, justo antes de acabar su primera jornada, Urdangarin les agradeció, precisamente, que no le tributaran ningún tipo de trato especial.

«Lo que más necesita Iñaki ahora mismo es encontrar normalidad, tanto en el trato con los demás como en las cosas que hace. Si durante seis horas él puede hacer cosas normales ayudando a los demás aquí, yo estaré encantado», insiste el director, que también avanza que Urdangarin comió junto al resto del personal del Hogar Don Orione.

En medio de la polémica que ha levantado el voluntariado del esposo de la Infanta Cristina, Sánchez insiste en que desde el centro, el único requisito que pusieron a la hora de admitir a Urdangarin fue «que todo se hiciera con arreglo a la ley» y también admite que, por el momento, no sabe cuánto tiempo más acudirá como voluntario. «Al salir le pregunté si volvería el martes y me dijo que sí, vamos día a día», explica Sánchez a ABC unas horas de que la Fiscalía recurriera el permiso otorgado a Urdangarin.

«Gran trabajo»

El presidente también incide en los «agradecimientos» constantes que recibieron por parte del esposo de la Infanta Cristina y revela que el nuevo voluntario les agradeció, después de la toma de contacto y antes de regresar a la prisión de Brieva, «el gran trabajo» que hacen en el Hogar para mejorar la vida de sus internos.