España

Argelia invade Cabrera

Argelia invade Cabrera

Argelia ha invadido la isla de Cabrera. En concreto, una porción de las aguas de su Parque Nacional, tras decidir unilateralmente ampliar su soberanía marítima.

Aunque la decisión del país africano se produjo vía decreto en abril de 2018, el Govern balear de la socialista Francina Armengol, acaba de darse cuenta ahora.

El asunto llegará en los próximos días al Congreso de los Diputados y al Senado de la mano de los ecosoberanistas de Més per Mallorca, y del Partido Popular, quien ayer hizo lo propio ante el Parlament balear.

El conseller insular de Medio Ambiente anunció que ya se había puesto en contacto con el Ministerio de Transición Ecológica para saber qué está pasando, y qué consecuencias puede tener para las islas, ya que el Gobierno de España es cogestor del Parque Nacional.

La diputada balear del PP, Virginia Marí, calificó de «muy grave» el asunto, ya que además de afectar al sector pesquero, detrás de esta ampliación podría esconderse la activación de proyectos petrolíferos ya descartados, o a punto de ser descartados definitivamente, por el Gobierno de España. El más peligroso en concreto, el proyecto Medsalt-2, que promueve el Instituto Nazionale di Oceanografía e di Geofisica Sperimentale (INOGS) di Trieste (Italia).

Las islas cumplen casi una década luchado contra los numerosos proyectos petrolíferos que rondan sus aguas, y en estos momentos solo sobrevive Medsalt-2. Desde las islas se ha pedido al Ministerio de Ciencia e Innovación que declare caducado el expediente por «inactividad de la promotora», pero todavía no ha sucedido.

Medsalt-2 es un proyecto científico que busca yacimientos salinos para investigar la historia del Mediterráneo, pero utilizando el mismo método que las empresas petrolíferas, a las que, según se ha denunciado desde las islas, luego venden sus informes.

El proyecto incluye las aguas entre Ibiza y Mallorca, además del sur de Cabrera, que ahora mismo estaría bajo jurisdicción argelina.

PP y Més per Mallorca quieren saber si el Gobierno de España conocía esta ampliación del Gobierno de Argelia, también que invadía aguas del Parque Natural, y especialmente qué acciones ha llevado a cabo con el país vecino.

El senador de Més Vicenç Vidal recuerda que estas ampliaciones deben realizarse con el acuerdo de los dos países, y espera que el Gobierno central no haya aceptado.

Virgina Marí denunció ayer el "sigilo" de este procedimiento, y calificó de "sospechoso" que al poco de la decisión argelina, en concreto el 1 de febrero del año pasado, el Consejo de Ministros aprobara una ampliación del Parque Nacional de Cabrera, haciendo que pasara a ocuparse de su gestión Ministerio de Medio Ambiente, tras una década en la que había correspondido exclusivamente al Govern balear.

También llama la atención de los populares que, a los dos meses de esta ampliación presuntamente unilateral de su soberanía marítima, Gas Natural y Sonatrach, la empresa estatal argelina de hidrocarburos, anunciaran la ampliación hasta el 2030, de su acuerdo que acababa en 2021 para el suministro de gas a España procedente de Argelia.

«Hay una maraña de intereses. No podemos estar tranquilos ni dejarnos avasallar así porque corremos peligro», advirtió ayer en el Parlament Virginia Marí.

Desde el PP consideran que con quien tendría que hablar el Govern balear no es con el Ministerio de Transición Ecológica, sino con el de Asuntos Exteriores, que es el que debería intermediar ante Bruselas en caso de conflicto.